eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Singapur se prepara para medir en las urnas la hegemonía del PAP

- PUBLICIDAD -
Singapur se prepara para medir en las urnas la hegemonía del PAP

Singapur se prepara para medir en las urnas la hegemonía del PAP

Unos dos millones y medio de singapureses están llamados a votar mañana en unas elecciones generales en las que el gubernamental Partido de Acción Popular (PAP) parte de nuevo como favorito ante una oposición fortalecida.

Por primera vez, la oposición, con el Partido de los Trabajadores (PT) al frente, disputará los 89 escaños en juego del Parlamento, que se prevé que siga bajo el control del PAP del actual primer ministro y candidato a la reelección, Lee Hsien Loong.

El PAP, que controla todos los recursos del estado y los medios de comunicación, acude a los comicios después de cosechar su peores resultados en las elecciones de 2011, cuando recabó el apoyo del 60,1 por ciento de los votantes.

Con esos resultados consiguió 81 diputados, gracias a su capacidad para rediseñar a su favor antes de cada votación el sistema electoral, incluidas las 29 circunscripciones en las que se eligen los diputados.

En el cierre de la campaña, Lee pidió anoche a los electores que recompensen las políticas y el liderazgo del PAP, formación que ha gobernado el país de forma ininterrumpida desde su independencia en 1965 tras ganar las 17 elecciones celebradas hasta ahora.

"Todo lo que deberíamos haber hecho, lo hemos hecho y todo lo que merece ser cambiado, lo estamos empezando a cambiar", dijo Lee en el distrito de Jalan Besar, en el último acto de una campaña que ha durado nueve días.

"¿Pensáis que podríamos estar gobernando durante 50 años, ganando cada elección, sin hablar con la gente, sin comprender lo que necesita y sin poner atención a sus aspiraciones?", dijo Lee a sus seguidores, según el diario Straits Times.

La oposición, en cambio, buscará hacer mella en el creciente descontento por el encarecimiento del coste de la vida y la vivienda, para mejorar los resultados de hace cuatro años, cuando el PT logró su mejor registro con 6 escaños y el 12,8 por ciento de los votos.

El líder del PT, Low Thia Khiang, pidió en el mitin final en el distrito de Est Coast, el apoyo para lograr "hacer oír la voz" del partido en el parlamento para que el gobierno "se tome las voces y los puntos de vista de la gente más seriamente".

"Solo una competencia política seria hará que el PAP se tome con seriedad la solución de los problemas a los que se enfrenta la gente", aseguró Low.

Los otros partidos opositores también centraron sus mensajes en los problemas a los que se enfrentan los singapureses como el alto coste de la vida, el precio de la vivienda, la inmigración, la incertidumbre por los fondos de pensiones o la restricción de los derechos civiles.

Entre estos está el Partido de la Reforma cuyo líder, Kenneth Jeyaretnam, denunció las dificultades con las que se enfrenta la oposición para lograr representación.

"Hay una clara situación de desigualdad de cualquier partido de la oposición frente al PAP. El control que el gobierno ejerce sobre la prensa, los partidos y los ciudadanos hacen que sea difícil el cambio", dijo Jeyaretnam a Efe por teléfono.

"Las diferencias también son en cuanto a los gastos y la publicidad electoral. La propaganda del gobierno lo ha inundado todo. Nuestro país se parece más a China que a una democracia occidental", añadió Jeyaretnam.

Las elecciones de mañana debían celebrarse la primavera de 2017 pero el gobierno anunció a finales de agosto su decisión de adelantarlas más de año y medio, haciendo buenas las especulaciones que desde antes del verano apuntaban en esta dirección.

Tanto analistas políticos como la oposición habían coincidido en señalar que Lee Hisen Loong y el PAP no dejarían pasar la oportunidad de aprovechar la celebración del 50 aniversario de la independencia de la ciudad-estado que tuvo lugar el mes pasado.

Los comicios serán también los primeros que la formación gobernante afronta sin la influyente figura de Lee Kuan Yew, arquitecto del Singapur moderno y padre del actual primer ministro, que falleció en marzo.

Singapur, el país más pequeño del Sudeste Asiático, con apenas 700 kilómetros cuadrados de extensión y 5,5 millones de habitantes, dispone de la tercera renta per cápita más alta del mundo con 53.671 dólares (47.858 euros), según datos del FMI.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha