eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Solo 300 de los 3.300 soldados de las tropas africanas han llegado a Mali

- PUBLICIDAD -
Los líderes de la UE tratarán la crisis de Mali en su cumbre de febrero

Los líderes de la UE tratarán la crisis de Mali en su cumbre de febrero

Las autoridades malienses continúan hoy a la espera de la llegada del principal contingente de las tropas africanas de la misión de apoyo a Mali (AFISMA), de deben unirse a la operación franco-maliense "Cerval", para recuperar las provincias septentrionales, en manos de rebeldes salafistas.

Hasta el momento, solo 300 de los 3.300 soldados que se espera integren la AFISMA han llegado a Bamako, procedentes de Benin, Nigeria, Senegal y Togo, principalmente, informó a Efe la oficina de prensa del Ejercito de Mali.

La misma fuente precisó que todavía no se han implicado en ninguna operación sobre el terreno y que no han abandonado la capital, donde está instalado el centro de operaciones de AFISMA, dependiente de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO).

El presidente de la comisión de la CEDEAO, Desire Kadre Ouedraogo declaró ayer que habrá que esperar aún una semana para completar la misión de apoyo, que contará con la incorporación de 2.000 soldados chadienses que llegarán a Mali a través del vecino Níger.

Según Ouedraogo el despliegue se está desarrollando en buenas condiciones y los preparativos para recibir a las tropas avanza progresivamente.

El responsable de esta organización subregional también indicó que el coste de la misión se elevará a 500 millones de dólares, e instó a la comunidad internacional a movilizarse para cubrir sus necesidades financieras.

Mientras se ultiman los preparativos de la AFISMA, el jefe de Estado Mayor del Ejército de Mali, Ibrahima Dahirou, dijo hoy a un medio francés que la liberación de las ciudades de Gao y Tombutú, las dos principales ciudades controladas por los rebeldes, podrían realizarse antes de un mes.

La ofensiva "Cerval" sigue su curso y las Fuerzas Armadas malienses apoyadas por tropas galas continúan progresando en los frentes del centro y el este del país, imponiendo su control total sobre Diabali y Duenza.

Ismael Ksambara, maestro en Duenza (este), que está en manos del grupo salafista Ansar al Din desde septiembre, dijo a Efe por teléfono que los soldados malienses y franceses está en el centro de la ciudad.

"Es el final de una pesadilla", señaló por su parte la enfermera Astan Askofara, antes de hacer un llamamiento urgente de ayuda para los menores y las mujeres de esa localidad.

El pasado 11 de abril, el Ejército de Mali con el apoyo de la aviación francesa, logró contener la ofensiva lanzada una semana antes por los combatientes salafistas que desde junio controlan el norte del país.

Francia, que intervino tras una solicitud de las autoridades de Bamako, afirmó recientemente que la segunda etapa de su intervención consiste en la liberación del norte controlado por los insurgentes.

Ayer, el Gobierno de Mali extendió por tres meses el Estado de Emergencia decretado el pasado día 11 de enero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha