eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sorogoyen subraya que en 'Stockholm' trata el cortejo "como si fuera un secuestro"

- PUBLICIDAD -
Sorogoyen subraya que en 'Stockholm' trata el cortejo "como si fuera un secuestro"

Sorogoyen subraya que en 'Stockholm' trata el cortejo "como si fuera un secuestro"

Tras su exitoso paso por festivales de cine como el de Málaga, el director Rodrigo Sorogoyen ha presentado hoy en Barcelona su primer filme en solitario, "Stockholm", donde trata "el cortejo como si fuera un secuestro por la violencia intrínseca que puede llegar a haber".

Acompañado por el actor Javier Pereira y uno de los productores, Borja Soler, el joven ha mostrado su satisfacción por estrenar el próximo viernes, de la mano de Festival Films, en una quincena de salas de toda España esta "pequeña película", con un presupuesto de 250.000 euros.

De estos, se han conseguido unos 13.000 gracias al micromecenazgo a través de Verkami y otros 65.000 por "crowdfunding" (financiación colectiva) de familiares, amigos y conocidos.

Además, el equipo técnico y artístico capitalizó su sueldo, sin que nadie cobrara, convirtiéndose todos ellos en productores.

Sorogoyen, que debutó en 2007 con "8 citas" junto a Peris Romano, relata en esta ocasión la relación que se establece entre un chico (Javier Pereira) y una chica (Aura Garrido) durante una noche, que será decisiva para ambos y muy diferente a lo que será la mañana siguiente cuando despierten en el piso de él, en pleno centro de Madrid.

Día y noche se contraponen y se muestran ante el espectador de forma muy diferente.

"Queríamos -ha comentado el director- que la noche fuera muy bonita, muy estética, efectista, potenciando lo mágico y la historia de amor entre los dos personajes, mientras que el día es la pesadilla, lo hiperreal, con silencios y planos muy largos que añaden incomodidad".

Asegura Sorogoyen que desde que se embarcó en este proyecto tenía muy claro cómo debía ser el principio de la película y qué final ofrecería. Lo que cambió con la reescritura del guión fue la inicial preeminencia en la trama del denominado "síndrome de Estocolmo" para pasar a centrarse, especialmente, en las relaciones que se establecen entre hombres y mujeres, con sexo e incluso violencia.

Sobre los dos personajes protagonistas, omnipresentes a lo largo del metraje, ha indicado que no quería ofrecer pistas sobre sus circunstancias vitales y que fuera el público quien reflexionara sobre ello.

Sin embargo, tras recoger opiniones diversas entre personas que ya han visto el filme, ha advertido de que el personaje que interpreta Pereira "no es gilipollas, aunque se comporte como tal".

Preguntado por cómo preparó a Bartolo -aunque tampoco queda muy claro que el chico se llame realmente Bartolo- Pereira ha dicho que trabajó mucho su "doble cara", porque no actúa igual cuando está con gente que cuando está solo con el personaje interpretado por Aura Garrido. "En ese momento no es como se ha mostrado antes", ha apostillado.

Por otra parte, director y actor han comprobado que la película provoca el debate entre los espectadores y no acaba cuando se funde a negro y aparecen las letras, sin acompañamiento musical, algo buscado y que comporta cierta congoja en el público.

Sobre la posibilidad de que "Stockholm" llegue a los Goya y obtenga incluso alguna estatuilla, Sorogoyen ha mostrado su escepticismo porque se trata de un proyecto de bajo presupuesto y "las películas pequeñas es muy difícil que tengan repercusión".

Tampoco ha obviado que la actual situación por la que pasa la producción de películas en España "no se podrá mantener durante mucho tiempo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha