eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Supremo israelí rechaza bloquear el plan para el nombramiento ilimitado de ministros

- PUBLICIDAD -
El Supremo israelí rechaza bloquear el plan para el nombramiento ilimitado de ministros

El Supremo israelí rechaza bloquear el plan para el nombramiento ilimitado de ministros

El Tribunal Supremo israelí rechazó hoy la petición de bloquear una enmienda a la Ley Básica del país para permitir designar un número ilimitado de ministros y viceministros, lo que abre el camino para que el primer ministro en funciones, Benjamín Netanyahu, pueda cerrar su coalición de gobierno.

"No veo ninguna razón para conceder la medida cautelar solicitada", anunció la juez del tribunal, Dafne Barak-Erez, ante el recurso presentado por el exministro de Finanzas y líder del partido en la oposición Yesh Atid, Yair Lapid, contra el proyecto aprobado ayer en la última reunión del Ejecutivo saliente y que aún debe ser votado en el Parlamento (Kneset), informa hoy el diario Haaretz.

La petición de cancelación del proyecto de ley es "infundada y extrema. La propuesta no ha sido llevada aún a la mesa de la Kneset", opinó el consejero legal de la Cámara, Eyal Yinon.

Lapid se había dirigido al tribunal "para frenar el vergonzoso proceso legal que el Gobierno quiere aprobar" en lo que considera un "truco cínico" del primer ministro para acabar con el límite fijado en la pasada legislatura de 18 ministros y 4 viceministros en el Gobierno.

Debido a las dificultades en las negociaciones para formar una coalición tras las elecciones, Netanyahu ha tenido que repartir más carteras entre sus aliados que las prescribe la ley, lo que ha generado protestas de la oposición y de la opinión pública que le recuerdan el alto coste de cada una para el contribuyente.

Sin embargo, el Supremo resolvió no interferir en este proyecto que enmienda la Ley Básica y que se espera sea sometido a debate a lo largo de la jornada de hoy en la Kneset, donde el también opositor Campo Sionista ya ha interpuesto un recurso parlamentario.

Para que salga adelante, la propuesta requiere de la mayoría absoluta en la cámara israelí, 61 de los 120 escaños, por lo que todos y cada uno de los diputados de la nueva coalición gubernamental deben presentarse a votar.

Más allá de las trabas legales, Netanyahu afronta también las exigencias de algunos de los diputados de su partido, que han llegado a decir que votarían en contra de la enmienda si no son designados ministros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha