eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Supremo avala que una mujer desherede a su hijo por maltrato psicológico

- PUBLICIDAD -
El Supremo avala que una mujer desherede a su hijo por maltrato psicológico

El Supremo avala que una mujer desherede a su hijo por maltrato psicológico

El Tribunal Supremo ha dado validez a la decisión de una mujer que desheredó a su hijo por el maltrato psicológico al que le sometió con un auténtico "hostigamiento económico".

En una sentencia el alto tribunal interpreta el artículo 853.2 del Código Civil en el sentido de incluir como causa para desheredar dentro del maltrato de obra el maltrato psicológico.

El hijo desheredado presentó en un Juzgado de Castellón una demanda contra su hermana en la que instó la nulidad de la decisión de su madre de desheredarle.

El Juzgado de Primera Instancia número 3 de Castellón desestimó la demanda, pero la Audiencia Provincial la estimó parcialmente al entender que el daño psicológico no estaba incluido en el citado precepto.

Sin embargo, el Tribunal Supremo estima el recurso de la hermana y confirma la sentencia del Juzgado.

Además de los hechos probados por el Juzgado relativos a la existencia de maltrato psicológico, el alto tribunal tiene en cuenta un recurso de 2011 de la misma familia en el que se revocó una serie de donaciones hechas en vida por la fallecida a favor de este mismo hijo y su familia por su comportamiento doloso y el conflicto emocional que había sufrido la madre.

El Supremo fundamenta que no es necesario el empleo de violencia física para configurar la situación de maltrato de obra que da pie a entender aplicable la causa para desheredar.

Explica que ha quedado probado que la madre sufrió un trato desconsiderado de su hijo, quien le despojó sin ninguna consideración de todos sus bienes inmuebles a través de una fraudulenta donación que le obligó a hacerle a él y a sus hijos ante notario engañándola.

El tribunal agrega que hubo una "inevitable afección en el plano psicológico o psíquico intolerable a la luz de la realidad social en la que resulta altamente reprobable el hostigamiento económico habido del hijo a su madre".

La sentencia tiene en cuenta "el estado de zozobra y afectación profunda que acompañó los últimos años de vida de la madre tras la manipulación dolosa de su hijo para forzarla a finales de 2003 a otorgar donaciones en favor suyo y de sus hijos que representaban la practica totalidad de su patrimonio personal" y recuerda que falleció a los seis años.

El Supremo explica que el Juzgado relató que la madre le desheredó ya que no solo le había arrebatado de forma dolosa todos sus bienes sino que además le dejó sin ingresos con los que poder afrontar dignamente su etapa final de vida.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha