eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Tailandia contempla medidas de urgencia ante el aumento de la violencia

- PUBLICIDAD -
Tailandia contempla medidas de urgencia ante el aumento de la violencia

Tailandia contempla medidas de urgencia ante el aumento de la violencia

El Gobierno de Tailandia contempla hoy medidas de urgencia, como dotar de más poderes a las fuerzas de seguridad, ante el aumento de la violencia en torno a las protestas antigubernamentales.

Al menos 28 personas, incluida una periodista, resultaron heridas ayer en Bangkok en el último ataque con granada contra las manifestaciones que piden la dimisión del Gobierno de Yingluck Shinawatra y la cancelación de las elecciones del 2 de febrero.

Un desconocido lanzó el explosivo junto a la tienda de la prensa en uno de los campamentos de los manifestantes y volvió a tirar otra granada y disparó contra los guardas que lo perseguían, aunque el atacante consiguió escapar en una motocicleta.

Taworn Senneam, exdiputado del Partido Demócrata y responsable de los manifestantes en el Monumento a la Victoria, declaró a la prensa en el lugar que cree que le querían matar a él porque la primera granada iba dirigida contra el sitio donde se encontraba sentado.

El ataque se produjo después de otro atentado similar sucedido el viernes pasado en otra calle de Bangkok y que causó 36 heridos, uno de los cuales, un manifestante, falleció la madrugada siguiente.

El secretario general del Consejo Nacional de Seguridad, Paradorn Pattanatabut, advirtió de que prevén un aumento de los actos violentos relacionados con las protestas durante los próximos días.

Nueve personas han muerto y más de 500 han resultado heridas desde que la movilización antigubernamental empezó a ocupar ministerios, el 25 de noviembre pasado.

Paradorn explicó que los manifestantes van a volverse más activos a medida que se aproximan las elecciones legislativas del 2 de febrero, que intentan boicotear.

Uno de los planes de los opositores es cerrar todas las oficinas gubernamentales en el sur de Tailandia, su feudo, la semana entrante para incitar al resto del país a hacer lo mismo.

El opositor Suthep Thaugsuban quiere que dimita el actual Gobierno de Yingluck Shinawatra y se forme un consejo popular no electo que en los próximos 12 o 15 meses reforme el sistema político, y después llamar a las urnas.

En la condiciones actuales, según el opositor, saldrá reelegida Yingluck, que concurre con el partido de su hermano, el ex primer ministro Thaksin Shinawatra.

Thaksin, quien elude en Dubái una condena a dos años de cárcel por corrupción, ha ganado todas las elecciones celebradas en Tailandia desde 2001.

El Gobierno de Yingluck, por su parte, condena la violencia y defiende que las elecciones, que convocó anticipadamente el 9 de diciembre presionado por las protestas, abrirán una salida a la crisis.

Estados Unidos, la Unión Europea y más gobiernos han expresado su apoyo a los comicios.

El jefe de la Fuerzas Armadas de Tailandia, Thanasak Patimaprakorn, descartó el sábado los rumores de golpe militar e invitó a las partes enfrentadas a negociar una solución que beneficie al país.

La última vez que los militares tailandeses se alzaron fue en 2006 para deponer a Thaksin, tras meses de protestas callejeras como las actuales.

Desde entonces, los detractores y seguidores de Thaksin utilizan las movilizaciones populares para forzar la caída del Gobierno de turno.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha