Focos

Tailandia proclama monarca al príncipe heredero Vajiralongkorn

- PUBLICIDAD -
Tailandia proclama monarca al príncipe heredero Vajiralongkorn

Tailandia proclama monarca al príncipe heredero Vajiralongkorn

El príncipe heredero de Tailandia, Vajiralongkorn, fue proclamado hoy rey del país con el nombre de Rama X tras una audiencia celebrada en la residencia real, el Palacio Dusit de Bangkok.

"Quiero anunciar a Tailandia y al mundo que Tailandia tiene nuevo rey", dijo el primer ministro y jefe de la junta militar tailandesa, Prayut Chan-ocha, en una intervención retransmitida por la televisión pública.

Vajiralonkorn, de 64 años, sucede a su padre, el venerado monarca Bhumibol Adulyadej, Rama IX, que falleció el pasado 13 de octubre a los 88 años, tras siete décadas de reinado.

El nuevo monarca fue proclamado tras una audiencia con Prayut; el regente, Prem Tinunlasonda; el presidente del Parlamento, Pornpetch Wichitcholchai y el presidente del Tribunal Supremo, Veerapol Tangsuwan.

"Acepto para cumplir con la voluntad (de Bhumibol) y en el interés del pueblo de Tailandia", afirmó el nuevo rey, tras ser invitado formalmente a convertirse en soberano por el presidente del Parlamento.

La proclamación tiene efecto retroactivo, por lo que su reinado comienza oficialmente el 13 de octubre de 2016, y se produce dos días después de que el Parlamento tailandés acordara invitarle a ascender al trono.

El nombre oficial del nuevo soberano, décimo monarca de la dinastía Chakri, será Vajiralongkorn Bodindradebayavarangkun (rey descendientes de los ángeles), según fuentes de la Casa Real.

Bhumibol, que antes de morir era el decano de los jefes de Estado del mundo, fue el único soberano que han conocido la mayoría de los tailandeses, que lo tenían como un ser casi divino, símbolo de unidad y guía de la nación.

Vajiralongkorn, que reinará como Rama X y que tras la defunción de su padre pidió un tiempo de luto antes de aceptar la proclamación, será formalmente coronado en una ceremonia tras la incineración de Bumibol, en octubre del año próximo.

El nuevo rey ha vivido gran parte de su vida en el extranjero desconectado de los quehaceres de la Corona y no ha heredado la popularidad de la que gozó su padre.

La información sobre la monarquía tailandesa es un asunto muy sensible en el país debido a la ley de lesa majestad, que castiga con penas entre 3 y 15 años de cárcel a quienes critiquen o emitan comentarios que se consideren insultantes para la familia real.

La junta militar, que tomó el poder en un golpe de Estado en mayo de 2014, ha señalado que la sucesión no alterará sus planes para la aprobación de la nueva Constitución, pendiente de la firma del nuevo monarca, y la celebración de elecciones a fines del próximo año.

Sin embargo, el viceprimer ministro, Prawit Wongsuwan, puso el pasado miércoles este calendario en duda al no descartar que los comicios se pospongan hasta 2018.

Vajiralonkorn, nacido el 28 de julio de 1958, es el único hijo varón de Bhumibol y la reina Sirikit, que también engendraron tres hijas: Ubolratana Rajakanya (65 años), Sirindhorn (61) y Chulabhorn Walailak (59).

El nuevo monarca fue proclamado príncipe heredero en 1972, unos años antes de graduarse en la Real Academia Militar de Duntroon, en Canberra, y licenciarse en Derecho en la universidad tailandesa de Sukhothai Thammathirat.

Piloto de aviones y helicópteros, Vajiralongkorn llegó a almirante en la Armada y general en los cuerpos de Aire y Tierra y participó en operaciones militares contra la insurgencia comunista en el norte y noreste del país en los años 1970.

El nuevo rey ha estado casado en tres ocasiones y ha tenido siete hijos en total.

Su última esposa fue la plebeya Srirasmi Suwadee, con la que contrajo nupcias en 2001 y con la que tuvo cuatro años más tarde un hijo, Dipangkorn Rasmijoti.

El matrimonio se disolvió en 2014, tras el un escándalo que implicaba a la familia de la esposa por utilizar su proximidad a la Casa Real para enriquecerse.

Además de asumir la corona, Vajiralongkorn heredará el control de la Oficina de las Propiedades de la Corona, que fue valorada en unos 35.000 millones de dólares (31.500 millones de euros) por la revista Forbes, que considera a la Casa Real tailandesa la más rica del mundo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha