eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Temer visita las tropas que patrullan Río y destaca la reducción crímenes

- PUBLICIDAD -
Temer visita las tropas que patrullan Río y destaca la reducción crímenes

Temer visita las tropas que patrullan Río y destaca la reducción crímenes

El presidente brasileño, Michel Temer, se reunió hoy con los comandantes de las fuerzas militares que desde el viernes patrullan Río de Janeiro y dijo que, pese al poco tiempo de acción, ya recibió un reporte positivo sobre la reducción de la criminalidad en la ciudad más emblemática de Brasil.

Dos días después de firmar el decreto que autorizó la participación de hasta 10.240 miembros de las Fuerzas Armadas y tropas federales en operaciones de seguridad pública en Río de Janeiro, el jefe de Estado hizo una visita sorpresa y relámpago a la ciudad para inspeccionar los trabajos y sobrevolar las áreas en que están actuando los soldados.

La intervención militar para atajar la inusual y grave ola de violencia que afecta a Río de Janeiro fue solicitada por las propias autoridades regionales ante la actual crisis financiera que impide a la gobernación contratar más policías o pagarles horas extras.

La participación de los militares en tareas de vigilancia forma parte del Plan Nacional de Seguridad anunciado el viernes y que prevé que, hasta diciembre de 2018, la seguridad en la ciudad sea reforzada por 8.500 miembros de las Fuerzas Armadas, 620 de la Fuerza Nacional de Seguridad (cuerpo de elite integrado por agentes de todo el país), 380 de la Policía Federal de Carreteras y 740 agentes de fuerzas locales.

Tras una reunión con los comandantes militares y algunos de sus ministros en la sede del Comando Militar del Este, el principal cuartel del Ejército en Río de Janeiro, Temer dio detalles de las operaciones y de cómo fueron planeadas desde hace varios meses.

"Tuvimos en los últimos seis meses varias reuniones en Brasilia para desarrollar políticas de seguridad y conversar sobre los problemas, en especial sobre la situación en Río", dijo.

Agregó que las discusiones se centraron principalmente en la necesidad de integrar la acción de los diferentes organismos de inteligencia, tanto de fuerzas policiales como militares, que no conversaban entre sí.

El mandatario dijo que en su primera fase las tropas fueron enviadas a las calles para reconocer el terreno y recoger datos de inteligencia, pero que una segunda fase prevé su participación en operaciones puntuales para combatir las organizaciones criminales que actúan en Río de Janeiro.

"Son varias fases y la segunda prevé un combate más directo a las organizaciones criminales y al tráfico de armas y drogas", dijo.

Sin citar cifras, el gobernante afirmó que los responsables por la operación le dieron un informe con resultados satisfactorios.

"Recibí un reporte muy detallado de lo que se ha hecho y la primera conclusión que tenemos es que ya disminuyeron enormemente, en estos dos días, los índices de criminalidad, especialmente el de robo de cargas", dijo.

En la reunión de este domingo con los comandantes militares y policiales en Río de Janeiro también participaron los ministros de Defensa, Raúl Jungmann; Justicia, Torquato Jardim; y Hacienda, Henrique Meirelles, así como el titular de la Secretaría General de la Presidencia, Wellington Moreira Franco.

Igualmente estuvieron presentes el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, el gobernador de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezao, y el alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella.

La intervención militar fue solicitada por Pezao ante la grave crisis tanto fiscal como de seguridad que enfrenta este estado.

La escalada de violencia de los últimos meses en Río coincide con la grave crisis económica que obligó al gobernador a declarar el estado de calamidad financiera (quiebra) por carecer de recursos para cumplir las obligaciones del Gobierno.

Los recortes afectaron los extras destinados a los policías para que aumentaran sus horas de trabajo y la contratación de nuevos agentes, lo que ha reducido el efectivo policial de Río de Janeiro en cerca de 3.800 hombres en los últimos dos años.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha