eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los Tigres de Arkan acusados de asesinato piden a la Audiencia Nacional que distinga "la verdad de la mentira"

La Fiscalía eleva a definitiva su petición de penas de entre 5 y 41 años de prisión por matar y descuartizar a un compatriota

- PUBLICIDAD -

Los cuatro presuntos miembros de la banda paramilitar serbia Tigres de Arkan, a los que se acusa de asesinar a un compatriota en Madrid 2009, han pedido este lunes al tribunal de la Audiencia Nacional que haga "justicia". "Espero que este tribunal distinga la verdad de la mentira", ha asegurado uno de ellos, haciendo uso de su derecho a la última palabra.

La fiscal de la Audiencia Nacional Ana Noé ha elevado a definitiva su petición de penas de entre 5 y 41 años de prisión. El cadáver de la víctima fue descuartizado, triturado y sus restos fueron arrojados al río Manzanares, en Madrid.

Los datos de la investigación policial apuntaban a que los acusados --el presunto líder del 'clan Zemun', heredero del grupo criminal tras su disolución, Luka Bojovic y tres de sus hombres, Vladimir Milisavljevic, Vladimir Mijanovic y Sinisa Petric-- cocinaron e ingirieron partes del cuerpo del ciudadano serbio, asesinado a martillazos.

La Fiscalía solicita, en concreto 41 años de cárcel para Bojovic, 21 para Milisavljevic, 17 para Petric y 5 para Mijanovic por la comisión de delitos de participación en organización criminal, asesinato, encubrimiento, depósito de armas de guerra y falsedad documental.

Los cuatro acusados se han dirigido al tribunal al término del juicio en su contra, que ha quedado visto para sentencia. El presunto cabecilla Bojovic ha reiterado su inocencia y ha pedido que termine "la pesadilla" que sufre él y su familia, que ha tenido que escuchar "cosas absurdas". Los otros tres acusados han destacado también su inocencia y confiado en el que tribunal tomará una decisión "justa y correcta".

"PERDIÓ LA CABEZA"

Según ha expuesto la fiscal ante el tribunal presidido por el juez Guillermo Ruíz Polanco, los acusados "formaban parte de una organización criminal y eran prófugos de la justicia serbia" que les acusaba de participar en la muerte del primer ministro serbio la del primer ministro serbio Zoran Djindjic. En su huída, recalaron en Madrid, donde compartían un piso situado en la calle Lago Salado.

Bojovic, que se hizo cargo de la organización y liderazgo de los miembros de la organización, diseminados tras el "descabezamiento" de la banda en 2003, fue, según el Ministerio Público, el autor material de la muerte. "Perdió la cabeza y mató a su compatriota, Milan Jurasic, golpeándole la cabeza con un martillo cuando salía de la ducha", ha indicado Noé.

Sus hombres le ayudaron a hacer desaparecer el cadáver de una forma particularmente cruenta. Para no ser descubiertos y evitar hacer ruido durante la noche, cortaron el cuerpo en trozos que guardaron en el frigorífico. En los días posteriores, molieron "las partes blandas" con dos máquinas de picar carne. La primera máquina eléctrica empleada se rompió a causa de una antigua bala que la víctima tenía alojada en el cuerpo y los acusados se vieron obligados a comprar otra.

Además, serraron los huesos y fracturaron la cabeza. El encargado de deshacerse de estos restos fue un integrante del clan condenado a más de 100 años de cárcel en Serbia, Sretko Kalinic, que se trasladó en bicicleta hasta el río Manzanares con los fragmentos y los arrojó al agua a la altura del puente de la Reina Victoria.

Kalinic, apodado 'La Bestia', fue el autor de la confesión que condujo a la detención en España de los cuatro acusados. No será juzgado por estos hechos en la Audiencia Nacional dado que Serbia no extradita a sus nacionales, ha precisado la fiscal.

Antes de abandonar la casa, a finales de abril de 2010, Milisavlevic llevó a cabo una reforma total. Cambió el suelo, pintó y cambió todo el mobiliario y sustituyó la nevera y el inodoro del baño. Los acusados fueron detenidos en febrero de 2012 tras ser delatados por otro de los miembros del clan. Durante el registro de varias de las viviendas que ocupaban se localizaron una decena de armas, entre ellas un 'llavero pistola', abundante munición, silenciadores y 517.760 euros.

EL INODORO SE HUBIERA ATASCADO

Por su parte, los abogados defensores de los acusados han solicitado su libre absolución por falta de pruebas. La letrada de Bojovic ha expuesto durante su informe sus dudas sobre la versión ofrecida por 'La Bestia' y ha asegurado que resulta "imposible" que los acusados eliminaran el cadáver de acuerdo con la descripción que ofreció.

"¿Cómo se van a tirar más de 60 o 70 kilos de carne, piel y vísceras humanas por el inodoro sin que se atasque?", se han preguntado. También ha cuestionado que los acusados guardaran partes de cadáver en la nevera dado que la víctima era un hombre "de gran envergadura" por lo que su tronco y extremidades "no caben en un frigorífico".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha