eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Totorika: "Las caras de horror de Ermua recordaban los fusilamientos de Goya"

- PUBLICIDAD -
Totorika: "Las caras de horror de Ermua recordaban los fusilamientos de Goya"

Totorika: "Las caras de horror de Ermua recordaban los fusilamientos de Goya"

El alcalde de Ermua, Carlos Totorika, uno de los principales precursores de las movilizaciones contra el secuestro y asesinato del edil del PP Miguel Ángel Blanco, asegura que las "caras de horror" que vio aquellos días le recordaban "las imágenes de los cuadros de los fusilamientos de Goya".

En una entrevista concedida a Efe con motivo del aniversario del secuestro y asesinato de Blanco, Totorika, alcalde de Ermua desde 1991, ha recordado que al conocer que ETA había secuestrado al edil el 10 de julio de 1997, de inmediato convocó un pleno y organizó una manifestación para que el pueblo pudiera hacer frente a aquella barbarie.

"Dos o tres personas pensábamos que teníamos que responder, que en Ermua el terrorismo no iba a funcionar como en otros sitios, que no nos iban a doblegar. Creíamos que teníamos que intentar defender la vida de Miguel Ángel movilizándonos para que ETA pagara la factura, porque el silencio no podía ser el protagonista", ha apuntado.

Totorika ha explicado que, entre las miles de personas que reclamaron en Ermua la puesta en libertad del edil, se vivieron momentos "muy trágicos y dolorosos".

"A mí me impresionaron mucho las caras de horror y la angustia bestial que flotaba en el ambiente y que me recordaban las imágenes de los cuadros de los fusilamientos de Goya. Unas imágenes dramáticas. Mucha gente con la boca abierta y los brazos en alto, trasladando el horror y la condena de aquella monstruosidad", ha recordado.

En este sentido, el también portavoz del PSE-EE en las Juntas Generales de Bizkaia ha explicado que Miguel Ángel Blanco era "una persona joven" y, para sus vecinos, "resultaba prácticamente incomprensible" que pudiera ser secuestrado y asesinado.

Gracias a las movilizaciones de la población, Totorika ha elogiado que Ermua fuera capaz de dar "la vuelta a esa mecánica que generaba la ideología etnicista de la patria y la construcción nacional" que trataba de imponer la izquierda abertzale.

En su lugar, ha destacado que, tras el secuestro y posterior asesinato de Miguel Ángel Blanco, triunfó "el discurso de los derechos humanos, frente al del patriotismo".

"Todo ello facilitó, a mi entender, que ETA fuera derrotada. Era algo que no habíamos soñado en las primeras movilizaciones que hicimos. Cambiando movilización por silencio, algo tenía que pasar", ha afirmado.

El mandatario socialista ha rechazado que, tal y como han defendido algunos analistas, el asesinato de Miguel Ángel pudiera haber constituido un "error táctico" de la banda terrorista, porque la violencia representaba, según el alcalde, "su forma de trabajo".

"Por medio de la violencia, querían imponer un proyecto político en el que sólo cabían los nacionalistas, una Euskadi uniforme donde la pluralidad no existiera", ha recordado.

El alcalde ha elogiado que los vecinos de Ermua fueran capaces de "superar el miedo" para "generar una dinámica de movilizaciones" contra la banda terrorista, que "rompieron la parálisis" de la sociedad, lo que constituía la "principal herramienta de ETA".

Por ello, ha explicado que estas manifestaciones se convirtieron en "un elemento clave" que marcó tanto el futuro de la banda terrorista como "la libertad de todos"

Ahora, tras el cese definitivo del terrorismo de ETA, ha reclamado a EH Bildu que reconozca que "no se puede usar la violencia como herramienta política", por lo que sería "deseable" que todos los alcaldes de EH Bildu homenajearan a las víctimas de ETA, como lo ha hecho recientemente el Ayuntamiento de Errenteria (Gipuzkoa).

Sin embargo, ha considerado "totalmente insuficiente y tardío" este homenaje porque ha afirmado que, "aunque es positivo que se reconozca que asesinando se hace daño a las personas", es necesario que se rechace también el uso de la violencia para lograr objetivos políticos.

Este último reconocimiento, según ha dicho, falta hasta ahora en el discurso de EH Bildu y representa, a su juicio, un hecho crucial para cerrar las heridas dejadas por ETA.

"Las víctimas se merecen que, cuando una persona ha sido asesinada, se pida perdón por esa aberración y se condene también el motivo. No se puede construir el futuro si hay gente que sigue vendiendo a sus hijos la versión de que quienes asesinaban eran héroes. Es inadmisible. Tienen la obligación de desterrar el odio que siembran", ha reclamado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha