eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Tusk propone una solución para Reino Unido que incluye el freno a la inmigración de la UE

- PUBLICIDAD -
Tusk propone una solución para el Reino Unido que incluye el freno a la inmigración de la UE

Tusk propone una solución para el Reino Unido que incluye el freno a la inmigración de la UE

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, propuso hoy un plan que incluye el "freno" a los beneficios sociales de trabajadores comunitarios en este país, para lograr un acuerdo con el Reino Unido en la cumbre de la UE del próximo 18 y 19 de febrero.

En una carta dirigida a los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE), Tusk explica que la Comisión Europea tiene la intención de proponer cambios en la legislación comunitaria en relación a las prestaciones por hijos y a la creación de un mecanismo de salvaguardia para responder a situaciones excepcionales de entrada de trabajadores procedentes de otros Estados miembros.

El político explica no obstante que el enfoque de este "freno" de emergencia y la duración exacta de la aplicación del mismo "tiene que ser abordado en más detalle entre nosotros", los líderes.

Este viernes los negociadores de los Veintiocho se reunirán por primera vez para empezar a trabajar sobre la propuesta.

Tusk advierte, no obstante, que es necesario respetar los tratados comunitarios, en particular los principios como la libertad de movimiento y la no discriminación.

Asimismo aclara que la mayor parte de esta propuesta constituye una decisión jurídicamente vinculante de los jefes de Estado o de Gobierno, y que hay que estar preparado para discutir la posible incorporación de algunos elementos de esta decisión en los Tratados, en el momento de su próxima revisión.

Tusk incide en que el objetivo claro es tener un acuerdo en la cumbre de febrero y advierte que para lograrlo "todos necesitaremos comprometernos" ya que "fracasar comprometería nuestro futuro común".

La propuesta cubre los cuatro aspectos en los que el Reino Unido ha solicitado cambios como el mercado único, la inmigración de los ciudadanos comunitarios, la competitividad y la integración europea.

En materia de gobernanza económica, la propuesta incluye un mecanismo que proporciona suficientes garantías a los Estados miembros que no pertenecen al euro, pero que no les da derechos a veto ni les permite retrasar las decisiones urgentes.

"Las condiciones exactas para activar este mecanismo aún tienen que ser discutidas", precisó.

Tusk explica que de esta manera se puede "preparar el camino para una mayor integración dentro de la zona del euro, y al mismo tiempo proteger los derechos y las competencias de los Estados miembros no participantes".

Países como Francia se habían mostrado abiertamente en contra de hacer concesiones a Londres en esta materia, en especial en lo que tenga que ver con facilitar a Londres que pueda frenar decisiones adoptadas en el marco de la zona del euro.

La propuesta también recoge el compromiso de incrementar los esfuerzos para mejorar la competitividad y asegura que se evaluarán periódicamente los progresos en la simplificación de la legislación y la reducción de carga administrativa para las empresas.

En materia de soberanía, no se compromete al Reino Unido a una mayor integración política y se refuerza el respeto al principio de subsidiariedad.

Tusk presentó la propuesta de hoy tras meses de contactos y después de reunirse este domingo en Londres con el primer ministro británico, David Cameron, sin lograr un resultado concreto.

Tras ese encuentro, los negociadores británicos y comunitarios mantuvieron 24 horas adicionales de contactos para intentar dar forma al documento que hoy se ha remitido a las capitales europeas.

Cameron tiene previsto también reunirse el próximo 12 de febrero con la canciller alemana, Angela Merkel, en el transcurso de un viaje a Hamburgo para dar un discurso sobre su visión para Europa.

El primer ministro confía en lograr un acuerdo en el siguiente Consejo Europeo para poder convocar en junio el referéndum sobre la permanencia o salida del Reino Unido del bloque europeo.

En caso de no conseguirlo, el primer ministro tendría que esperar y agotar posiblemente el plazo que se ha dado para celebrar el plebiscito antes de finales de 2017.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha