eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La UE apuesta por cooperar en defensa, pero se atasca al ponerla en marcha

- PUBLICIDAD -

Los países de la Unión Europa (UE) se mostraron hoy mayoritariamente a favor de cooperar en defensa, pero acabaron evidenciando sus grandes dificultades para concretar y articular este deseo común más allá de las palabras.

La situación se hizo evidente durante el debate sobre la política de defensa europea en el que participó, entre otros el ministro de Defensa español, Pedro Morenés, dentro de la primera jornada de la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC), el foro conocido como "el Davos de la defensa".

Mientras el debate internacional en esta ciudad alemana giraba en torno a la guerra civil en Siria, los disturbios en Ucrania, Oriente Medio y el programa nuclear de Irán, los Veintiocho volvieron a confrontar sus problemas para integrarse en materia defensiva, como ha sucedido en otros frentes.

"Es necesaria una política de defensa común en la UE", aseguró Morenés en su intervención.

En este mismo sentido se posicionaron también otros líderes europeos, como la ministra de Defensa holandesa, Jeanine Hennis-Plasschaert, y su homóloga alemana, Ursula von der Leyen.

A juicio de esta última, los miembros de la UE deben "compartir" y "cooperar", tanto por motivos económicos -tienen la necesidad de sanear sus presupuestos y recortar en muchas partidas- como por causas demográficas, debido al envejecimiento de la población.

Además, si Europa aspira a seguir siendo un "actor creíble" en el ámbito internacional, argumentó Von der Leyen, no tiene más remedio que integrar su política de defensa.

Por su parte, se mostró "determinada" a avanzar en este sentido con sus socios, dentro de la nueva estrategia de Berlín para situar a Alemania dentro del escenario internacional, con la adopción de un papel más activo que el que ha representado desde el final de la II Guerra Mundial (1939-1945).

No obstante, la falta de consenso en la articulación de estos deseos está bloqueando en la práctica su puesta en marcha, como señalaron varios participantes en el foro procedentes de Francia y Reino Unido y como explicó el propio Morenés.

El ministro español apuntó que este proyecto necesita "un fuerte impulso al más alto nivel", además de "confianza" mutua entre los países miembros.

Los avances en este ámbito han embarrancado en dos puntos, explicó Morenes, quien glosó parte de lo abordado en la última reunión comunitaria sobre Defensa, celebrada el pasado diciembre.

En primer lugar, hay diferencias en torno al reparto entre países de la fabricación, mantenimiento y empleo del equipamiento común.

"España no se sentiría cómoda si tiene que dar capacidades a otra industria (de otro país) considerada más eficiente" en un ramo concreto, indicó a este respecto.

Asimismo, señaló que persisten las diferencias en torno al derecho de uso de este equipamiento común para problemas no considerados comunitarios.

El titular español de Defensa explicó que la UE no ha podido acordar aún cómo se atenderá la petición de un país miembro que haya contribuido a un equipamiento de defensa común cuando el peligro del que pretenda protegerse no sea considerado un riesgo por el resto.

A su juicio, muchos países se dejan llevar en las negociaciones por sus "intereses".

La MSC, que entre hoy y el domingo celebra su 50 edición, sirvió asimismo de marco para una multitud de encuentros entre sus participantes, entre los que se cuentan una veintena de jefes de estado, más de 50 ministros de Exteriores y Defensa, expertos y empresarios.

La más destacada, pese a que no estuvo seguida por ninguna comparecencia ante los medios, fue la reunión que celebraron a puerta cerrada el secretario de estado de EEUU, John Kerry; el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon; el ministro de Exteriores ruso, Sergéi Lavrov, y el representante especial de la ONU para Siria, Lajdar Brahimi.

Este encuentro, seguido por un cara a cara de Kerry y Lavrov, se centró en la situación en Siria tras el cierre de la primera ronda de las negociaciones de paz en Ginebra y con las críticas estadounidenses a la falta de cooperación del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad en la destrucción de su arsenal químico.

El secretario de Estado de EEUU advirtió esta mañana, tras reunirse con la canciller alemana, Angela Merkel, en Berlín, sobre posibles consecuencias ante el retraso en la entrega de su arsenal químico por parte del régimen sirio.

Mañana está previsto que Kerry, Lavrov y Ban intervengan en un debate en la que se considera la jornada clave de la MSC.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha