eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La UE refuerza la cooperación con Túnez contribuyendo a financiar la innovación

- PUBLICIDAD -
La UE refuerza la cooperación con Túnez contribuyendo a financiar la innovación

La UE refuerza la cooperación con Túnez contribuyendo a financiar la innovación

La Unión Europea reafirmó hoy su compromiso con la transición en Túnez reforzando los programas de financiación para la innovación, una herramienta que el Banco Europeo de Inversiones (BCI) considera fundamental para el desarrollo político y económico de país.

Así lo declaró este jueves a Efe el vicepresidente el BCI, Román Escolano, a la conclusión de "las Jornadas Europeas" organizadas por la delegación de la UE en Túnez para celebrar el 40 aniversario de la cooperación bilateral.

"Europa es importante para Túnez desde el punto de vista del comercio, es importante desde el punto de vista de la inversión, es importante desde el punto de vista de la financiación y eso es lo que hace el Banco Europeo", afirmó Escolano.

"Pero también desde el punto de vista de la referencia política y de apoyo al proceso de democracia, al proceso de reformas y en ese sentido el BCI también participa en esa prioridad", agregó.

Escolano recordó que el BCI es a día de hoy el primer financiador externo de la economía tunecina y que dentro de sus numerosos proyectos sobresale la apuesta por la innovación como punto de partida del progreso.

"Ha sido muy importante para nosotros recibir esta invitación y tener ocasión de abrir la primera conferencia y seminario específico de la financiación de la innovación, que es un sector muy importante para la economía tunecina", subrayó.

"Túnez es el único país de la región que ha tenido acceso al programa Horizonte 2020, que ayuda a la financiación de la innovación", precisó.

A este respecto, y en el marco de estas jornadas -en las que han intervenido diversos ministros tunecinos, embajadores europeos y funcionarios y expertos llegados de Bruselas-, se firmó el miércoles un acuerdo por valor de 20 millones de euros para financiar la industria del fosfato y de la adaptación medioambiental.

"Para nosotros sigue siendo un mercado de referencia, un cliente de referencia, nosotros también lo somos para los tunecinos, y por lo tanto mi satisfacción es muy grande de estar aquí y haber recibido esta invitación", concluyó.

En la misma línea, la embajadora de la UE en Túnez, Laura Baeza, destacó el alto grado de entendimiento que ha habido entre las dos partes en estos 40 años y la excelente salud que atraviesa la cooperación económica, política, social y al desarrollo bilateral.

La UE y Túnez son dos socios que cooperan y se necesitan en la región sur del mediterráneo, afirmó.

Una opinión que compartió el ministro tunecino de Salud, Said Adel, quien expresó el agradecimiento de su país a la UE por el constante apoyo, en especial en estos años de transición a la democracia desde la dictadura.

Túnez ha avanzado en muchos aspectos gracias a este cooperación, resaltó.

Las "jornadas europeas" arrancaron el martes y durante las mismas expertos locales y europeos han discutido proyectos de cooperación en campos tan diversos como la economía, la transición política, y la defensa de los derechos humanos.

También se han tratado en los diferentes paneles -en los que han participado ministros y embajadores de la UE- aspectos más técnicos y puntuales como el desarrollo agrícola, las inversiones, la educación, la sanidad y la promoción del papel de la mujer en el nuevo Túnez.

El pequeño país norteafricano atraviesa una importante crisis económica, agudizada por la caída del turismo y el auge del yihadismo, que amenaza con enturbiar su transición política, la única que avanza de las denominadas "primaveras árabes".

El Fondo Monetario Internacional (FMI) llegó este año a un acuerdo preliminar con el gobierno tunecino para concederle un préstamo a cuatro años por valor de 2.400 millones de euros, pero le exigió para ello reformas que contribuyan a generar crecimiento y acabar con el alto índice de paro.

Una vez conseguida la primera reforma del sector financiero, aprobada por el Parlamento a principios de mayo, el Banco Mundial se sumó a esta ola de solidaridad internacional y concedió la semana pasada a Túnez una línea de préstamos por valor de 5.000 millones para sostener así la frágil transición política.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha