eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Urkullu no se reunió con el Rey para rendirle "pleitesía", sino para hablarle del "nuevo estatus" de Euskadi

El lehendakari cree "imprescindible" buscar el acuerdo para que los objetivos "se conviertan en realidad"

- PUBLICIDAD -
Urkullu no se reunió con el Rey para rendirle "pleitesía", sino para hablarle del "nuevo estatus" de Euskadi

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado que la reunión que mantuvo el pasado viernes con el Rey no fue para rendirle "pleitesía", sino que su objetivo --entre otras materias-- fue explicar a Felipe VI un "nuevo método de trabajo" para la consecución de un "nuevo estatus" para Euskadi.

Urkullu ha respondido este viernes, durante el pleno de control que celebra el Parlamento autonómico, a sendas preguntas de EH Bildu y el PSE-EE sobre la reunión que mantuvo el pasado viernes con el Rey.

El parlamentario de la coalición soberanista Pello Urizar ha advertido al lehendakari de que este tipo de encuentros no sirven para "proteger los derechos de la sociedad vasca".

Además, ha señalado a Urkullu que aspirar a lograr un nuevo estatus mediante un procedimiento "bilateral" entre el Estado y Euskadi es un "espejismo", por lo que le ha emplazado a actuar como los impulsores del proceso soberanista catalán y, si es necesario, se ha mostrado partidario de actuar de forma "unilateral".

"DIÁLOGO"

El lehendakari, por el contrario, se ha mostrado partidario de insistir en la fórmula del "diálogo y el acuerdo". Urkullu ha enmarcado la reunión con el Monarca en esta búsqueda de acuerdos, a la que ha asegurado que no va a "renunciar". "Es imprescindible defender nuestros planteamientos y tratar de acordarlos para convertirlos en realidad", ha añadido.

Según ha explicado, esta fórmula de trabajo ha reportado importantes "beneficios" para Euskadi, aunque ha reconocido que siempre "no se ha logrado lo que queremos". "Ahora estamos en el inicio de un nuevo camino, hay una situación distinta en Europa, en el Estado y en Euskadi", ha añadido.

El presidente del Gobierno autonómico ha afirmado que su encuentro con el Rey no fue para rendirle "pleitesía", sino para buscar puntos de encuentro. En la reunión, tal y como ha explicado, informó al Rey sobre los "ejes" de trabajo del Gobierno vasco, así como sobre la situación económica, la paz y la convivencia en Euskadi.

"PROTEGER DERECHOS"

Asimismo, planteó a Felipe VI "el punto de vista general sobre el nuevo estatus para Euskal Herria" -un objetivo en el que ya trabaja una ponencia del Parlamento vasco- y le informó sobre "las bases y el nuevo método de trabajo" en torno a esta cuestión.

"Al presentar nuestros objetivos estoy defendiendo los derechos de la sociedad vasca", ha destacado, para añadir que su intención es "reforzar la protección de esos derechos", ya sea ante el Rey o ante "cualquier otro representante" institucional.

PASTOR

Por su parte, el portavoz del PSE en el Parlamento vasco, José Antonio Pastor, ha reprochado a Urkullu que planteará al Rey "detalles" de un eventual nuevo estatuto para Euskadi que aún no han sido "debatidos ni acordados" en la Cámara autonómica.

Pastor ha criticado que el lehendakari hablara a Felipe VI de la necesidad de garantizar "la soberanía compartida y la bilateralidad efectiva" en las relaciones entre Euskadi y el Estado español. Según ha destacado, al plantear estos principios sin que hayan sido consensuados en el Parlamento, Urkullu actuó más "como un representante del PNV" que "como el lehendakari de todos los vascos".

"BILATERALIDAD"

El presidente del Gobierno autonómico ha asegurado que cuando hizo estos planteamientos al Rey se refería al Estatuto de Autonomía actual, del que ha dicho que debe ser reconocido como un instrumento de "bilateralidad".

No obstante, ha denunciado que esta norma ha sido objeto de "incumplimientos sucesivos" por parte de los distintos gobiernos del Estado. En este sentido, ha subrayado que "las consecuencias de este incumplimiento suponen una imposición", por lo que ha afirmado que "el reconocimiento de la singularidad y la bilateralidad efectiva es la garantía necesaria para una relación constructiva y leal" entre Euskadi y el Estado español.

"De eso hemos hablado, y no del nuevo estatuto que, ojalá, pueda salir de este Parlamento", ha afirmado. Urkullu, además, ha explicado que cuando habló sobre un "nuevo modelo" para avanzar hacia un eventual cambio de estatus político se refería a su conocida apuesta por una fórmula basada en "el diálogo, la negociación, el acuerdo y la ratificación".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha