eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Urkullu comienza a cerrar agendas para trabajar en la estabilidad y pretende convocar primero la mesa institucional

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha comenzado el contacto con los líderes de los partidos políticos con representación en el Parlamento vasco y con los máximos representantes de las tres diputaciones forales y de Eudel, con el fin de cerrar agendas para trabajar en la estabilidad del Gobierno vasco. La intención de Urkullu, en un principio, es la de convocar la mesa institucional, para posteriormente celebrar el foro político, según han confirmado a Europa Press fuentes del Ejecutivo.

- PUBLICIDAD -
Urkullu comienza a cerrar agendas para trabajar en la estabilidad y pretende convocar primero la mesa institucional

El máximo representante del Gobierno vasco ha iniciado en la mañana de este lunes la ronda de llamadas a los interlocutores políticos e institucionales con el fin de establecer un calendario de contactos que haga posible "concertar", lo antes posible, las dos mesas de trabajo con las que persigue cerrar un pacto de estabilidad para "responder a las necesidades" del momento actual.

El presidente del Ejecutivo se ha dirigido a sus potenciales interlocutores --todo el arco parlamentario vasco, máximos responsables de las tres Diputaciones forales y Eudel-- para establecer las citas en función de la disponibilidad de sus agendas.

Tal como adelantó la pasada semana, el lehendakari espera encontrar una "base sólida" para el acuerdo y "unir esfuerzos institucionales y políticos para "propiciar la reactivación y generar empleo". El jefe del Ejecutivo vasco considera que este consenso sería "la señal de confianza" que reclama de la clase política e institucional la sociedad vasca.

Por ello, Iñigo Urkullu convocará una doble mesa en Ajuria Enea, en la que, por una parte, se sentarían los tres diputados generales y la presidencia de Eudel, y, por otra, los máximos representantes de los partidos políticos con representación parlamentaria.

ACUERDOS

El lehendakari plantea, entre sus objetivos, el logro de un acuerdo de la reforma fiscal que incluya la reforma del IRPF, a través del consenso en los nuevos coeficientes y tarifas, los nuevos tramos en los tipos marginales y la adecuación de las deducciones.

Además, propone la reforma del Impuesto de Sociedades, manteniendo los incentivos dinamizadores de la actividad y el empleo, revisando los regímenes especiales del impuesto, así como las deducciones; incluyendo la concertación de nuevas figuras tributarias en los ámbitos de actividades de juego, los depósitos de las entidades de crédito y ámbito energético.

También prevé la puesta en marcha de un Plan integral de lucha contra el fraude fiscal y propone la creación de una comisión de lucha contra el fraude como órgano de "carácter técnico especializado".

Asimismo, plantea la creación de un Fondo Extraordinario de Reactivación Económica, dotado con 200 millones de euros en 2013, un programa específico de inversión para proyectos orientados al mantenimiento y creación de empleo.

Propone, además, la creación de un Fondo "especial" de Solidaridad por el Empleo, dotado con 40 millones de euros, que se destinará a incentivar la contratación de desempleados de larga duración, personas beneficiarias de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI), así como para facilitar una primera experiencia laboral a 4.000 jóvenes en este año 2013.

Otro de los puntos a discutir será la creación de un plan de apoyo a la actividad emprendedora, con una financiación de 5 millones de euros. Finalmente, plantea la reforma y reestructuración" del sector público vasco para conseguir el "redimensionamiento del sector y su adecuación a las disponibilidades económicas de las instituciones públicas".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha