eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Vargas Llosa pide combatir los nacionalismos para evitar que lleven a España "al subdesarrollo y el oscurantismo"

El Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa considera imprescindible combatir "sin complejos y en nombre de la libertad" los nacionalismos para evitar que "sigan creciendo" en el seno de España como lo han hecho durante los últimos años y destruyan "el porvenir" del país y lo devuelvan "al subdesarrollo y el oscurantismo".

- PUBLICIDAD -
Vargas Llosa pide combatir los nacionalismos para evitar que lleven a España "al subdesarrollo y el oscurantismo"

El escritor analiza las aspiraciones soberanistas de Cataluña en una reflexión final del libro 'El coste de la No-España' coordinado por Unión, Progreso y Democracia (UPyD). Con este informe, la formación liderada por Rosa Díez trata de rebatir los argumentos del nacionalismo, "falsos y exagerados" y que "obvian multitud de consecuencias negativas" de la independencia.

En su análisis, Vargas Llosa desmonta las tesis de quienes reclaman el derecho a decidir y sostiene que el nacionalismo no es una doctrina política sino una ideología "y está más cerca del acto de fe en que se fundan las religiones que de la racionalidad que es la esencia de los debates de la cultura democrática".

A su juicio, el nacionalismo es una construcción artificial que en tiempos difíciles "puede prender rápidamente", incluso entre las sociedades más cultas. "¿Por qué semejante maraña de tonterías, lugares comunes, flagrantes mentiras puede llegar a constituir una verdad política a persuadir a millones de personas? Porque casi nadie se ha tomado el trabajo de refutarla y mostrar su endeblez y falsedad", lamenta.

Vargas Llosa censura así que los gobiernos españoles, "de derecha o de izquierda", hayan mantenido ante el nacionalismo "un extraño complejo de inferioridad"; los primeros para "no ser acusados de franquistas y fascistas", y los segundos porque "han legitimado el nacionalismo como una fuerza progresista y democrática".

NACIONALISMO, DUEÑO DE LA AGENDA POLÍTICA

En este contexto se ha llegado a la situación actual en la que el nacionalismo catalán crece "y es dueño de la agenda política" y censura que quienes se atreven a enfrentarse a él a cara descubierta sean "grupúsculos fascistas" como los que atacaron la librería Blanquerna el pasado 11 de septiembre en la celebración de la Diada.

El Premio Nobel reconoce que hay muchas cosas que "andan mal" en España pero sostiene que también hay cosas que van por el camino correcto, y una de ellas es que se trata de un país "libre, donde la libertad beneficia por igual a todos sus ciudadanos y a todas sus regiones". Por ello, niega que las culturas regionales sean objetivo de discriminación económica, fiscal, cultural o política y defiende que nunca han gozado de "tanta consideración y respeto".

"El nacionalismo, los nacionalismos, si continúan creciendo en su seno como lo han hecho en los últimos años, destruirán una vez más en su historia el porvenir de España y la regresarán al subdesarrollo y al oscurantismo. Por eso, hay que combatirlos sin complejos y en nombre de la libertad", exige.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha