eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Vicepresidente venezolano condena toda violencia, sobre todo de provocadores

- PUBLICIDAD -

El vicepresidente de Venezuela, Jorge Arreaza, rechazó hoy todo tipo de violencia, sobre todo a quienes la "provocan" y "generan las condiciones", y ofreció a los diputados opositores agredidos este martes en la Asamblea Nacional "el sistema de salud público" para ser atendidos.

"Siempre hemos condenado la violencia, la de los bombardeos de los otros países, la del imperialismo, la violencia que puede haber entre dos actores políticos, siempre lo hemos condenado, sobre todo a quienes provocan la violencia y quienes generan las condiciones", dijo Arreaza a periodistas.

Indicó que "está a disposición todo el sistema de salud venezolano" si quieren evaluarse, en alusión a diputados opositores que fueron agredidos a puñetazos en la Asamblea Nacional en un nuevo capítulo de violencia contra la bancada adversaria del chavismo.

El Gobierno venezolano ha acusado reiteradamente a la oposición y a su líder, el excandidato presidencial Henrique Capriles, de los incidentes violentos que se produjeron tras las elecciones del 14 de abril, en las que fue proclamado ganador el oficialista Nicolás Maduro, y que dejaron diez muertos.

El diputado opositor Julio Borges, ensangrentado, fuertemente golpeado en un ojo y con el pómulo izquierdo visiblemente hinchado, explicó en el canal privado Globovisión que fue agredido junto a otros legisladores en la Asamblea, entre los que citó a Ismael García, María Corina Machado, y Nora Bracho.

"Hay que responsabilizar directamente al señor Diosdado Cabello (presidente del Parlamento) que encarna el odio, la represión, el fachismo (del) que el quiere acusar al resto del país", indicó Borges, quien acusó al titular de la Asamblea de permitir "gente armada dentro del hemiciclo, con guardaespaldas".

Por su parte el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, indicó a Efe que "hay que investigar y clarificar lo ocurrido, pero cualquier expresión de violencia es condenable".

Los diputados opositores fueron agredidos en una sesión en la que nuevamente se les impidió el uso de la palabra por no reconocer a Nicolás Maduro como presidente y vencedor de los comicios del 14 de abril.

La oposición mantiene así la postura defendida por su líder, Henrique Capriles, de que no reconocerá el resultado hasta que se produzca una auditoría completa de la votación.

La agresión de hoy se produce quince días después de que en otra sesión de la Asamblea Nacional el diputado William Dávila fuera golpeado con un micrófono abriéndole una brecha en la cabeza que requirió 16 puntos de sutura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha