eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Víctimas de ETA y familiares de presos comparten una jornada sobre paz y reconciliación en Gernika (Vizcaya)

La viuda del concejal del PP Jesús María Pedrosa, Carmen Hernández, reconoce haber perdonado a quienes asesinaron a su marido

- PUBLICIDAD -

El municipio vizcaíno de Gernika ha acogido este sábado una jornada diocesana sobre paz y reconciliación que ha contado con la presencia de víctimas de ETA, de abusos policiales y familiares de reclusos de la banda. En la cita ha participado Carmen Hernández, viuda de Jesús María Pedrosa, concejal del PP asesinado por ETA, quien ha reconocido haber perdonado a quienes asesinaron a su marido.

Según ha destacado la Diócesis de Bilbao, en la cita se ha abogado por compartir la experiencia de personas que "injustamente han sufrido la violencia" y que han ofrecido su testimonio "desde una perspectiva de fe".

'Entramado para la convivencia-Gurutzeak gurutzatzen' ha sido el lema del encuentro que se ha desarrollado en la parroquia Andra Mari y que ha arrancado a las 10.00 horas.

En la cita han tomado parte Carmen Hernández, viuda de Jesús María Pedrosa, concejal del PP asesinado por ETA, quien en intervención ha señalado que "perdoné a los que asesinaron a mi marido".

"Vas rompiendo barreras, estereotipos y poniéndote en el lugar del otro, escuchándole y viendo que el dolor y sufrimiento ha sido igual para todos", ha explicado.

"IMPRESCINDIBLE"

Junto a ella también han estado presentes el exmiembro de Gesto por la Paz Xabier Askasibar, por su compromiso a favor de la paz, así como un miembro de las Fuerzas de Seguridad del Estado, el jesuita Txema Auzmendi, víctima de abusos policiales, e Iñaki Delgado, familiar de una presa de ETA que ha destacado que es "imprescindible escuchar a los que piensan diferente, ponerse en su piel y buscar lo que hay en el fondo de todas las personas".

Tras los testimonios, las cerca de 300 personas presentes han reflexionado en grupos sobre "sus sentimientos sobre lo escuchado", y con posterioridad, los participantes han realizado una breve concentración silenciosa en la explanada de la parroquia.

La jornada ha concluido con un acto oracional dirigido por el obispo de Bilbao, Mario Iceta, quien ha destacado que "la paz es un don de Dios que necesitamos acoger y dejar que actúe".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha