eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Zuma encuentra apoyo en las iglesias evangélicas en su momento más impopular

- PUBLICIDAD -
Zuma encuentra apoyo en las iglesias evangélicas en su momento más impopular

Zuma encuentra apoyo en las iglesias evangélicas en su momento más impopular

Después de más de dos semanas de críticas dentro y fuera de su partido, el presidente sudafricano, Jacob Zuma, recibió este Domingo de Pascua el apoyo de miles de fieles de una popular iglesia evangélica en su provincia natal.

Zuma ya se dio el Viernes Santo un baño de masas en una misa de la Iglesia Universal del Reino de Dios en el estadio Ellis Park de Johannesburgo, donde miles de personas le vitorearon días después de que 30.000 sudafricanos pidieran su dimisión en Pretoria acusándole de dañar la economía para favorecer a empresarios amigos.

En un sermón pronunciado junto a Zuma en la localidad de Umgababa de la provincia de KwaZulu-Natal, el pastor de la Iglesia de los 12 Apóstoles emplazó hoy a sus seguidores a "respetar la voluntad de Dios" y "no cuestionar" a los líderes políticos del país.

El presidente tomó la palabra poco después, para asegurar en su lengua materna, el zulú, que los llamamientos cada vez más extendidos para que abandone el poder no son más que un intento de desbaratar los planes de su Gobierno para acelerar la redistribución de la riqueza en Sudáfrica.

Zuma levantó una ola de indignación en el país al cesar el pasado 31 de marzo al respetado ministro de Finanzas Pravin Gordhan, que se había opuesto al costoso proyecto nuclear y otros planes de gasto del presidente que, según sus críticos, favorecerían a sus familiares y a un clan de empresarios cercano.

La decisión provocó numerosas críticas a Zuma dentro del gobernante Congreso Nacional Africano (CNA) que lidera, y sus aliados históricos del Partido Comunista y el sindicato oficialista COSATU pidieron por primera vez abiertamente la dimisión del presidente.

La destitución de Gordhan -que se ha convertido en un símbolo de integridad moral en Sudáfrica por su resistencia a las iniciativas más polémicas de Zuma- llevó a las agencias de calificación de riesgo Standard & Poor's y Fitch a rebajar al nivel del bono basura la calificación crediticia de Sudáfrica.

La oposición en pleno prepara una moción de censura contra Zuma a la que se espera que se sumen los diputados descontentos del CNA.

Para permitir que los parlamentarios oficialistas puedan romper la disciplina de voto sin temor a represalias, formaciones opositoras han acudido a la Justicia para lograr que la moción se vote en secreto, algo que rechaza la presidencia de la cámara, donde el CNA tiene mayoría absoluta.

Como suele hacer en sus momentos más difíciles, Zuma ha redoblado sus promesas de "transformar radicalmente" la economía para acabar con el dominio de la minoría blanca y mejorar las condiciones de vida de la mayoría negra.

Desde que fuera abucheado en el diciembre de 2013 en el funeral de Nelson Mandela, el presidente ha evitado en numerosas ocasiones actos multitudinarios de su partido, y ha limitado sus apariciones públicas a audiencias leales, a menudo en su provincia de nacimiento, KwaZulu-Natal.

Zuma finaliza su segundo y último mandato como presidente de Sudáfrica en 2019, y dejará de ser líder del CNA en diciembre de este año.

Sus más de ocho años en el poder se han caracterizado por la caída de su moneda, el rand, la destrucción de empleo y la ralentización del crecimiento económico.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha