eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Se abre paréntesis

- PUBLICIDAD -
Se abre paréntesis

Se abre paréntesis

Oficialmente, a las doce de esta noche se termina la campaña electoral después de quince días de mítines, entrevistas, "espontáneos" paseos por el centro de las ciudades, globitos, chapitas y banderitas. Pero no se fíe, no tiran los carteles, solo los guardan, porque a finales de año hay que volver a votar.

Para los actos de cierre de campaña, todos los líderes nacionales de los partidos, salvo IU, han elegido Madrid y en ellos han tratado de sintetizar sus mensajes fundamentales, con una idea común en todos ellos: "Yo soy el único que..."

Todos ellos -seguramente volverá a pasar el domingo por la noche- están satisfechos con su trabajo en estas dos semanas y coinciden en apurar hasta el último minuto porque hay unanimidad en que estas son las elecciones a las que se llega con un mayor número de indecisos.

Mariano Rajoy en Guadalajara, donde ha estado poco antes de acudir a Madrid al último acto, ha hecho balance: "Hemos logrado transmitir a todos el mensaje de la recuperación y el mensaje de la estabilidad necesaria en España".

En su opinión, las ideas, valores y propuestas del PP han calado "mucho más hondo" que las "ocurrencias" e "improvisaciones" de otras fuerzas políticas.

Mensaje final de campaña de Pedro Sánchez: "No es hora de dividirnos y diluirnos, sino de unirnos en torno al partido del cambio que es el PSOE".

Lo decía esta noche en un parque de Madrid, donde ha vuelto ha reivindicar la historia de su partido como ha hecho durante estos quince días.

Pero no ha sido el único.

En otro parque, el Madrid Río, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, aseguraba que es su partido y no el PSOE el partido "de los socialistas de corazón" y, puestos a hablar de historia, ha ensalzado la figura de Enrique Tierno Galván.

Iglesias ha cerrado la campaña cargando con la dureza habitual contra dirigentes y exdirigentes del PP como Rajoy, Rato, Aznar o Esperanza Aguirre, a quienes ha dedicado calificativos como "gentuza, mafiosos, cobardes, miserables, horteras o mentirosos", haciendo un megamix de las lindezas que ha dicho de ellos en campaña.

Como sorpresa, la aparición en el mitin de Podemos en Madrid del que fuera número tres de la formación hasta poco antes del inicio de la campaña, Juan Carlos Monedero, quien, a instancias del público entre el que se encontraba, ha subido al escenario y ha dirigido unas palabras de ánimo a los candidatos.

Por unos minutos ha compartido la tribuna con Iñigo Errejón, precisamente la personas que se supone que encarna esa moderación que hizo a Monedero retirarse de la primera fila política.

Más ganas que miedo, eso es lo que cree Albert Rivera que tiene la gente en España y por eso durante una cena-mitin en un hotel de Madrid, se ha mostrado convencido del triunfo del "cambio sensato" que lleva proclamando desde hace semanas.

Tras calificar de "apasionante" esta campaña, ha recordado a los electores que, para que haya cambio, "tienen que votar cambio y no hacer cábalas de pactos, ni de sumas, ni de restas".

IU y UPyD, los dos partidos que, según las encuestas puedan salir peor parados de estas elecciones, han cerrado sus respectivas campañas llamando también al voto de los indecisos.

Alberto Garzón, en Sevilla, se comprometía a que cada concejal de IU será una garantía de "honestidad y lucha contra la corrupción".

Por su parte, Rosa Díez, en una céntrica plaza madrileña, ha definido a su partido como "el único que no ha venido a prometer" y ha vuelto a defender la "hoja de servicios" de su formación en las instituciones desde que apareció hace ocho años.

Los nacionalistas catalanes y vascos, aunque solo tienen elecciones municipales, han empleado también a fondo a sus líderes y, así, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el lehendakari, Iñigo Urkullu, han estado muy presentes en la campaña.

Hoy Artur Mas, demostrando que aquí cada uno va a lo suyo, ha advertido del riesgo de que se resienta el proceso soberanista si Barcelona "nos da la espalda", es decir, si CiU pierde el ayuntamiento de la Ciudad Condal.

En cuanto al PNV, Urkullu ha asegurado en Bilbao que el PNV es el "único que puede garantizar los acuerdos que Euskadi necesita" y ha puesto a su gobierno como ejemplo de ello por haber pactado con todos los partidos y todas las instituciones.

Es que esa es otra, que ahora vienen los pactos; lo dicho, que esto no es un punto y final; sólo se abre paréntesis.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha