eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El acusado del crimen de Caloca admite los hechos y los achaca a una discusión y las drogas

- PUBLICIDAD -
El acusado del crimen de Caloca admite los hechos y los achaca a una discusión y las drogas

El acusado del crimen de Caloca admite los hechos y los achaca a una discusión y las drogas

El hombre acusado de matar a la mujer con quien tenía una relación en la localidad de Caloca (Cantabria) ha admitido ser autor de los hechos, pero lo ha achacado al alcohol y las drogas que había consumido y a una discusión en la que ella le insultó y él "perdió los papeles".

"Yo creo que fue la mezcla de cocaína, heroína, marihuana, el trankimazin... A ella el alcohol igual se le subió y se puso así y me dijo unas cosas que de repente se llenó el vaso y se desbordó", ha opinado hoy en el juicio este hombre, que ha destacado que no quería matar a la mujer, a la que conocía "desde cría" y contra quien no tenía nada.

La sección tercera de la Audiencia de Cantabria juzga esta semana, con jurado popular, a este acusado de matar de doce puñaladas a la mujer, con la que mantenía una relación, en septiembre de 2013.

La Fiscalía y la defensa del hombre consideran que los hechos constituyen un delito de homicidio, mientras que las acusaciones que representan a la familia de la víctima y al Gobierno cántabro entienden que se trata de un asesinato, porque creen que el acusado, que está en prisión provisional, mató a la mujer en un ataque "sorpresivo" que no le dejó posibilidad de defensa.

Sin embargo, el acusado ha negado que tuviera intención de matar a la víctima, que tenía 44 años y dos hijos, una de ellas menor de edad cuando sucedieron los hechos.

Todo ocurrió la madrugada del 19 de septiembre de 2013, después de que cenaran juntos en la localidad cántabra de Polaciones y, según el acusado, tras haber consumido él cocaína, heroína, marihuana y pastillas.

Fueron en coche por la pista forestal que une Caloca (Cantabria) y Casavegas (Palencia) para oír la berrea, y pararon en una fuente porque el acusado quería orinar y además aprovechó para volver a consumir drogas.

Después volvieron a parar y, según el acusado, fue empujado por la víctima, que se abalanzó a su cuello de modo que cayó del coche.

El hombre ha asegurado que ella le insultó y le dijo "cosas" que le provocaban "vergüenza". "Empezó a decirme unas cosas que me da hasta vergüenza repetirlas aquí", ha señalado, antes de admitir que le llamó "cornudo" y que le confesó que había otro hombre y que le había "utilizado" para "echar a su exmarido".

El acusado no recuerda con qué objeto pudo matar a la mujer, ni lo que hizo. "No sé lo que hice, no quería matarla", ha recalcado.

En el escrito de calificaciones provisionales, el Ministerio Público pide quince años de prisión, que se imponga el alejamiento de la familia e indemnizaciones, en tanto que las acusaciones solicitan veinte años de cárcel, además de la medida de alejamiento y las indemnizaciones. La defensa, por su parte, estima que la condena debería ser de diez años.

El juicio continúa con sesiones previstas todos los días de esta semana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha