eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los agentes temen más control político y menos operatividad en Policía y G.Civil

- PUBLICIDAD -

Los principales sindicatos de la Policía Nacional y las asociaciones de guardias civiles alertan de que la nueva estructura que el Ministerio del Interior ha diseñado para ambos cuerpos mermará la eficacia y la operatividad frente a un "mayor control político" de las fuerzas de seguridad.

Es la opinión mayoritaria que representantes de cuatro sindicatos policiales -SUP, UFP, CEP y SPP-, y otras tantas asociaciones de guardias civiles -AUGC, APROGC, ASESGC y UO- dan a Efe tras conocer el nuevo esquema de Interior que elimina las direcciones adjuntas operativas para crear dos jefaturas centrales en el caso de la Policía y dos mandos operativos en la Guardia Civil que dependerán de los respectivos directores generales.

Después del "estupor" y las quejas porque ninguna organización haya sido informada con antelación de estos cambios, todas coinciden en que el momento para realizarlos no es el más oportuno en pleno verano, con un nivel 4 de alerta antiterrorista, con unos meses próximos que pueden ser "caliente" en materia de inmigración y con el reto soberanista catalán a las puertas.

"No queremos entrar en valorar la estructura hasta conocer bien el real decreto aprobado, pero llama la atención que en el nuevo organigrama no haya mención ni refuerzo alguna en materia de corrupción", apunta el portavoz del SUP, Ramón Cosío.

Desde el sindicato mayoritario en la Policía recuerdan al necesidad de acometer un cambio profundo en el modelo policial, pero consideran que la intención de Interior no se ajusta en absoluto con esta estructura a abordar las verdades demandas, pues ni siquiera se habla de competencias con la Guardia Civil.

Desde este cuerpo, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), la de Suboficiales (ASESGC) y la de Oficiales (UO) apuntan ya que la estructura dará más peso en las decisiones al director general del cuerpo, José Manuel Holgado, que esta misma mañana ha llamado a estas tres asociaciones y a AEGC, APROGC y Unión GC para citarlas el lunes.

"Perdemos independencia frente al poder político", advierten a Efe desde la Unión de Oficiales, que considera que esta neutralidad se verá especialmente afectada en investigaciones sobre corrupción.

"¿Qué haremos si un alcalde es investigado y es amigo del director?", se preguntan desde esta y otras asociaciones que ven un "trasfondo claramente político a la reforma" que tendrá, aseguran, repercusión en la Unidad Central Operativa (UCO) que en los últimos meses ha desarrollado importantes operaciones anticorrupción.

José Francisco Silva, presidente de la ASESGC, tampoco cree que la nueva estructura obedezca a las nuevas formas de criminalidad ni a mejorar la lucha contra el yihadismo, sino más bien a un "golpe de mano desde Interior para demostrar que quien manda son ellos".

La mayoría de los consultados creen que se vuelve a estructuras del pasado que se mostraron "defectuosas y poco operativas", según la Asociación Pro Guardia Civil (APROGC), que entiende que "crear cuatro Subdirecciones por debajo del Director General, de igual rango y mando, solo puede perseguir una cosa: el divide y vencerás".

Todos también entienden que la reorganización "política" viene motivada por las conclusiones de la comisión de investigación del Congreso que sostiene que el ex jefe operativo de la Policía Eugenio Pino formó una "policía política" a las órdenes del que fuera ministro del Interior Jorge Fernández Díaz para desacreditar a rivales políticos.

"Se trata de un simple lavado de imagen y una medida más política que policial", opina para Efe José María Benito, portavoz de la Unión Federal de Policía (UFP), que tacha de "auténtico disparate" la creación de dos jefaturas centrales, pues siempre en un cuerpo tienen que haber un máximo responsable operativo.

Benito vaticina que el esquema está "condenado a la eficacia policial más absoluta", en tanto que el presidente del SPP, sindicato mayoritario en las escalas superiores de la Policía, Jose Antonio Calleja ve también "a bote pronto" un "tremendo error" dividir la cabeza de un cuerpo como la Policía en dos.

No está de acuerdo con estos primeras valoraciones el portavoz de la Confederación Española de Policía (CEP), Antonio Labrado, que ve la reforma "necesaria" que obligó en 2006 a nombrar a "números dos" de cada cuerpo al crearse un Mando Único

"Retornar al escenario previo, con una cúpula policial sin núcleos de poder exclusivos y excluyentes, es una buena noticia", ha dicho a Efe Labrado que elogia el refuerzo en materia de Seguridad Ciudadana y no considera que exista un mayor riesgo de politización con este nuevo proyecto respecto a los anteriores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha