eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El alcalde de Girona defiende la contratación de trenes para ir a la Diada

- PUBLICIDAD -

El alcalde de Girona, Carles Puigdemont, ha negado hoy, durante una vista en la Audiencia Provincial, que la contratación de dos trenes para transportar a más de mil personas a la manifestación de la Diada el pasado 11 de septiembre responda a motivos ideológicos.

Mientras, la Abogacía del Estado, que interpuso a requerimiento de la Delegación del Gobierno en Cataluña el recurso contra el consistorio gerundense para anular el decreto de alcaldía por el que se aprobó la contratación de los trenes, ha defendido que Puigdemont carecía de competencia para llevar a cabo una iniciativa que superaba el ámbito municipal.

El alcalde ha considerado que la demanda responde a "motivaciones de orden ideológico" y ha recordado que los ciudadanos pagaron diez euros por billete para asistir a la Diada, con lo que se obtuvo un beneficio de 2.500 euros que se destinó al Banco de Alimentos.

Según Carles Puigdemont, el objetivo de la contratación de los dos trenes respondió a la intención de facilitar la movilidad de las personas, que necesitaban de un servicio así para acudir a Barcelona.

El caso ha quedado visto para sentencia después de que la Abogacía del Estado haya reiterado que el ayuntamiento superó sus competencias y que la iniciativa respondió a finalidades ideológicas desde el consistorio, que forma parte de la asociación de municipios por la independencia y cuyo alcalde se ha declarado soberanista.

El letrado municipal ha solicitado, por su parte, que el juez declare nula la demanda y ha argumentado que la documentación que aporta el Estado es un borrador del decreto que permitió la contratación de los trenes.

Carles Puigdemont, en su turno de palabra, ha enumerado servicios que presta el Ayuntamiento de Girona que corresponderían a otras administraciones.

El alcalde gerundense se ha referido a asuntos "como los desahucios o la gente que pierde el trabajo o sufre recortes", a los que desde los municipios se intenta ayudar.

El alcalde entiende la demanda como una persecución por el posicionamiento del Ayuntamiento de Girona, que ha definido como "claro en cuanto a la relación entre Cataluña y España".

Carles Puigdemont ha reiterado su intención de mantener la contratación de transporte fuera de la ciudad cuando lo considere oportuno y ha puesto como ejemplo la de autobuses que conectan la capital gerundense con otras ciudades de la provincia por las fiestas patronales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha