eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los alcaldes de las capitales provinciales catalanas rechazan en bloque la reforma local

Los alcaldes de las cuatro capitales provinciales de Cataluña han coincidido este martes en rechazar en bloque la reforma de la administración que impulsa el Gobierno central de Mariano Rajoy.

- PUBLICIDAD -
Los alcaldes de las capitales provinciales catalanas rechazan en bloque la reforma local

Así lo han manifestado los alcaldes Xavier Trias (Barcelona), Josep Fèlix Ballesteros (Tarragona), Àngel Ros (Lleida) y Carles Puigdemont (Girona), en un desayuno informativo en la capital catalana organizado por 'alcaldes.eu' y 'El Punt Avui'.

Precisamente, los plenos de Lleida y Tarragona ya han acordado que sus respectivos Ayuntamientos presenten un recurso al Tribunal Constitucional (TC) en contra de la reforma, Girona prevé hacerlo la próxima semana y Barcelona lo hará en el pleno ordinario de marzo.

Trias (CiU) ha destacado que pese a que la reforma local no afecta a Barcelona porque se rige por otra normativa, la Carta Municipal, la ciudad como "capital de Cataluña" tiene el compromiso de ayudar al resto de alcaldías cuando es necesario.

Josep Fèlix Ballesteros (PSC) ha expresado su rechazo "frontal y absoluto" a la reforma, y ha lamentado que se pretendan suprimir competencias como servicios sociales, promoción económica y educación.

Puigdemont (CiU) ha resaltado la paradoja que supone que ante decisiones como la renovación del servicio de catering de las guarderías municipales, el interventor o el secretario municipal voten en contra porque con la nueva reforma, se trata de un servicio "impropio".

Según Àngel Ros, la reforma es un "error político", criminaliza a los entes locales y ha destacado que pese a que les resten competencias, los alcaldes seguirán plenamente comprometidos con los servicios que se prestan a la ciudadanía.

EL FUTURO DE CATALUÑA

Pese a ser de distinto color político, los cuatro alcaldes han defendido aunque con distintos matices que es necesario un cambio de la relación entre Cataluña y el resto de España y también en la necesidad de convocar una consulta.

Trias ha afirmado que si continúa el actual grado de dependencia de las instituciones catalanas con respecto al Estado, "la independencia se convierte en un clamor".

Ballesteros ha defendido una reducción del déficit fiscal y la celebración de una consulta legal y acordada con el Estado, y ha dicho que "no tendría inconveniente" en que votasen también el resto de españoles.

Ros ha abogado por "una relación con España bien diferente a la actual basada en el principio de equidad fiscal, el respeto cultural e institucional" y el reconocimiento de la plurinacionalidad del Estado y del 'derecho a decidir'.

Puigdemont ha abogado por una relación "entre iguales, entre vecinos que se respetan y se quieran respetar, y entre aliados geoestratégicos, económicos y culturales".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha