eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los alcaldes de las mareas dan un paso al frente este martes para impulsar la confluencia para las autonómicas

La apelación de los regidores se produce después de la reunión con la secretaria xeral de Podemos Galicia

- PUBLICIDAD -
Los alcaldes de las mareas dan un paso al frente este martes para impulsar la confluencia para las autonómicas

Los alcaldes de las mareas en las ciudades gallegas --Jorge Suárez (Ferrol), Xulio Ferreiro (A Coruña) y Martiño Noriega (Santiago)-- han decidido dar un paso al frente este martes para impulsar la confluencia para las elecciones autonómicas y, de este modo, este martes harán una intervención conjunta para hacer un llamamiento en este camino.

La ciudad escogida es la de Ferrol, una manera de 'descentralizar' la confluencia y evitar la carga política que tendría realizar este llamamiento desde A Coruña o Santiago, cuyos alcaldes están más marcados por sus posicionamientos públicos.

La apelación de los tres regidores, que se viene fraguando con contactos anteriores de los referentes de las mareas municipales, llega después de que se reuniesen el pasado domingo con la secretaria xeral de Podemos Galicia, Carmen Santos, a quien citaron para un intercambio de opiniones sobre el proceso político actual.

En el encuentro, los referentes municipales exploraron la posibilidad de desactivar la hipótesis de que Podemos Galicia concurra en solitario a las elecciones autonómicas, como la propia dirigente de la formación morada baraja.

Esta cita no fue casual, aunque algunos de los participantes que hablaron al día siguiente públicamente restasen importancia a la reunión, ya que, como confirmaron las fuentes consultadas, los alcaldes han cobrado paulatinamente protagonismo en este proceso como elemento de unión y con el fin de "desbloquear" la situación con la que se ha llegado a unos meses de las elecciones autonómicas.

Una situación en la que la coalición de En Marea vivía tensiones internas por las diferencias entre sus socios y las diferencias internas entre la dirección gallega de Podemos y el sector de los diputados electos, y en una etapa en la que también surgió el espacio político Mareas en Común, que provocó también diferencias internas en formaciones como Podemos Galicia.

Los alcaldes también fueron un elemento de unión en las pasadas elecciones generales, ya que en un acto en el que participaron ellos en la capital de Galicia consiguieron reunir, por primera vez en campaña, a los candidatos de las cuatro circunscripciones de En Marea, que logró cinco diputados en unos comicios en los que la coalición perdió más de 60.000 votos, un escaño en el Congreso y un senador.

Al margen de la fórmula de concurrencia, y con el resto de principales opciones políticas con candidato ya elegido, la incógnita permanece en quién será la persona que encabece la candidatura de la confluencia, para lo cual tendrá también especial relevancia resolver la fórmula elegida. En este extremo es en el que trabajan los alcaldes, de forma que se abra un puente entre la marca y la labor política ya realizada por En Marea con el trabajo de Mareas en Común en el ámbito de sistema de trabajo y en lo que este espacio ha denominado "democratización" de las decisiones, con documentos de código ético y primarias ya redactados.

MANIFIESTO DE MAZARELOS

El protagonismo que cobran los alcaldes de las mareas varía el esquema que se produjo para las elecciones generales del 20 de diciembre cuando, entonces, fueron los regidores, que habían accedido a los respectivos bastones de mando recientemente, los que pidieron a los partidos políticos que se pusiesen de acuerdo para lograr una candidatura de unidad que diese continuidad a la confluencia iniciada en las municipales.

Esta demanda desembocó en el llamado manifiesto de Mazarelos, donde Podemos Galicia, entonces con Breogán Riobóo al frente, Anova y Esquerda Unida se comprometieron con la unidad política para las generales, consiguiendo atraer el apoyo de Encontro Cidadá por unha Marea Galega y, después el respaldo de las mareas municipales (aunque Marea Atlántica no se incorporó a la coordinadora).

PRIMEROS PASOS DE LA CONFLUENCIA

El primer ensayo de la confluencia tuvo lugar en 2012 cuando Anova y Esquerda Unida (las principales patas de la unidad de partidos), junto con los Ecosocialistas y Equo, se unieron en Alternativa Galega de Esquerda (AGE), coalición electoral que irrumpió en el Parlamento autonómico con nueve diputados como tercera fuerza política y superando al BNG en el hemiciclo gallego (que en enero de ese año había vivido la asamblea de Amio, tras la que se produjeron las principales escisiones de la formación nacionalista, entre ellas, la de los irmandiños de Xosé Manuel Beiras).

La siguiente cita electoral en la que se repitió la experiencia fue la de las elecciones europeas, en las que Xosé Manuel Beiras se posicionó internamente a favor de una confluencia con Izquierda Unida (IU) y que en Galicia tomó forma en el paraguas Alternativa Galega de Esquerda en Europa (AGEe), lo que llevó a la labriega gallega Lidia Senra a Bruselas. La apuesta que hizo Beiras por la formación de Yolanda Díaz, coordinadora nacional de EU-IU, le costó, internamente, la marcha de quienes lo acompañaron históricamente como núcleo próximo (y que fuera de Anova se constituyó como Cerna).

Ya en las elecciones municipales, la formación liderada por Beiras y la de Yolanda Díaz se implicaron en las plataformas ciudadanas para la configuración de candidaturas ciudadanas, mientras que Podemos --que no concurrió como tal al proceso-- apoyó con diferente intensidad la confluencia que tuvo su plasmación en los gobiernos actuales de Ferrol, A Coruña y Santiago de Compostela (con Ferrol en Común, Marea Atlántica y Compostela Aberta, respectivamente), además de otras localidades por toda Galicia.

ELECCIONES 2015 Y AUTONÓMICAS

Finalmente, los ensayos desde 2012 desembocaron en 2015 en las elecciones generales con la candidatura En Marea, que se presentó en forma de coalición de Anova, Podemos Galicia y Esquerda Unida, y que contó con el apoyo de Encontro por unha Marea Galega y varias mareas ciudadanas, que forman parte actualmente de la mesa de coordinación.

El acuerdo logrado a última hora vino precedido de la firma de lo que se ha conocido como manifiesto de Mazarelos, en el que las tres formaciones políticas sellaron el compromiso de impulsar un proceso de confluencia para todos los niveles institucionales.

Con la nueva convocatoria de las elecciones, y tras no lograrse el comprometido grupo parlamentario, regresaron las tensiones a En Marea sobre cómo acudir a la cita electoral de junio con cuestiones como la forma jurídica de la coalición. Con todo, finalmente En Marea acudió a la cita sin modificar el acuerdo suscrito para diciembre, lo que se tradujo en ciertas tensiones durante la campaña electoral, mientras que la relación entre Yolanda Díaz y Xosé Manuel Beiras ha quedado dañada por los últimos acontecimientos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha