eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un grupo armado reivindica el rapto de 18 turcos en Bagdad y amenaza a Ankara

- PUBLICIDAD -
Un grupo armado reivindica el rapto de 18 turcos en Bagdad y amenaza a Ankara

Un grupo armado reivindica el rapto de 18 turcos en Bagdad y amenaza a Ankara

Un grupo armado hasta ahora desconocido reivindicó hoy el secuestro de 18 trabajadores turcos a principios de mes en Bagdad y amenazó a Ankara con "aplastar los intereses turcos y a sus agentes en Irak" si no se cumplen sus demandas.

La formación, autodenominada "Grupos de la Muerte", emitió un vídeo de tres minutos de duración en el que aparecen los obreros sentados y detrás de ellos de pie cinco hombres armados, enmascarados y vestidos de negro.

En el fondo de la escena se ve un pancarta en la que está escrito, en árabe, "Grupos de la Muerte" y un rezo chií.

Al principio de la grabación, los secuestrados se identifican e instan al Gobierno turco a cumplir las reivindicaciones de sus captores.

La primera de estas demandas, difundidas por escrito en el mismo vídeo, es que Turquía impida la entrada de terroristas a Irak desde su territorio.

Otra de las exigencias es que la región autónoma del Kurdistán iraquí no exporte petróleo por territorio turco, porque es un crudo "robado", según la nota.

El grupo también pide a Ankara que presione a los rebeldes sirios suníes para que levanten su bloqueo a las poblaciones chiíes de Al Fua y Kefraya, en el norte de Siria y permitan la llegada de ayuda a esas localidades.

"Si (el presidente turco, Recep Tayyip) Erdogan y su partido (el AKP) no responden, aplastaremos los intereses turcos y sus agentes en Irak mediante los métodos más violentos", advirtieron los "Grupos de la Muerte".

El secuestro de los obreros se produjo el pasado día 2 alrededor de las 05.00 hora local (02.00 GMT) por un grupo de hombres armados vestidos de negro que se desplazaba en veinte camionetas.

A esa hora, los captores irrumpieron en una de las sedes de las compañías turcas encargadas de construir un estadio de fútbol, en el barrio de mayoría chií de Ciudad Sadr, en el este de Bagdad, y retuvieron a los vigilantes, antes de llevarse a los trabajadores.

Las fuerzas armadas iraquíes, apoyadas por milicias chiíes, se enfrentan desde junio de 2014 al grupo yihadista Estado Islámico (EI), que conquistó amplias zonas de Irak y Siria, en las cuales proclamó un califato.

Los chiíes acusan a países como Turquía, Arabia Saudí y Catar de financiar a grupos extremistas de confesión suní.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha