eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un gran número de artefactos sin explotar siguen en Kobani, alerta ONG

- PUBLICIDAD -
El EI ha sido expulsado de todos los pueblos cristianos sirios de Al Hasaka

El EI ha sido expulsado de todos los pueblos cristianos sirios de Al Hasaka

Un gran número de artefactos sin explotar no han sido retirados aún del enclave kurdo sirio de Kobani, que fue objetivo de una ofensiva del grupo terrorista Estado Islámico (EI) entre septiembre y enero, lo que supone un peligro para su población, advirtió hoy la ONG Handicap International.

En un comunicado, la organización explicó que sus expertos en minas antipersonas visitaron la urbe, fronteriza con Turquía, a principios de abril y descubrieron "un nivel alarmante" de dispositivos provenientes de la artillería sin estallar.

La ONG destaca que los cuatro meses de batalla en Kobani, con enfrentamientos sobre el terreno y bombardeos de la coalición internacional, dejaron una media de diez municiones por metro cuadrado y destruyeron cerca del 80 % de los edificios.

"Lo que vimos en Kobani supera la peor de nuestras pesadillas: una parte significativa de la ciudad está destruida y la cantidad de munición de todo tipo sin explotar ha alcanzado una densidad y diversidad nunca vista antes", describió el responsable del Desarrollo del Programa de Acción de Minas de la ONG, Fred Maio.

Ese material, agregó, supone un peligro diario para las personas que huyeron de Kobani y ahora intentan regresar a sus casas, además de impedir el paso a varias áreas.

Los explosivos, algunos de ellos de fabricación casera, se encuentran en los escombros de inmuebles dañados y derribados.

Además, los expertos de Handicap International hallaron durante su estancia bombas escondidas hasta en cadáveres.

El texto subraya que en Kobani hay más de 1.000 cráteres causados por las deflagraciones, algunos de ellos con más de diez metros diámetro.

La ONG hizo un llamamiento para que se actúe de inmediato para proteger a los civiles de los efectos de esas armas y respaldar a aquellos que han resultado heridos por ellas.

Consideró como prioridad urgente limpiar los escombros y retirar los explosivos para que los ciudadanos que retornan a sus viviendas no se vean tentados de hacerlo ellos mismos.

Kobani fue, entre el 16 de septiembre de 2014 y el 26 de enero pasado objetivo de una ofensiva del EI que intentó tomar su control, aunque los radicales fueron expulsados por las Unidades de Protección del Pueblo, ayudadas por los "peshmergas" -fuerzas del Kurdistán de Irak- y los bombardeos de la coalición internacional liderada por EEUU.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha