eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las autonomías apelan al diálogo tras constatar el fracaso del secesionismo

- PUBLICIDAD -
Las autonomías apelan al diálogo tras constatar el fracaso del secesionismo

Las autonomías apelan al diálogo tras constatar el fracaso del secesionismo

El resto de comunidades autónomas han mirado hoy aliviadas los resultados de las elecciones catalanas de ayer, desde el convencimiento de que los independentistas han salido debilitados, y han coincidido en apostar por el diálogo para buscar una salida a este problema.

No obstante, hay matices diferentes entre los presidentes autonómicos, de manera que, por ejemplo, los del PSOE interpretan que las elecciones han sido un fracaso para el actual presidente en funciones, Artur Mas, y sus tesis soberanistas, pero también para el PP y Mariano Rajoy, mientras que los del Partido Popular insisten en la necesidad de no saltarse la legalidad vigente.

La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha advertido a Rajoy de que el tiempo que queda hasta las generales no es "de descuento" y le ha emplazado a que "abra el diálogo" con los presidentes autonómicos y con todos los partidos del arco parlamentario.

Igualmente, ha indicado que el 27S deja "un escenario clarificador, que dice que es el momento de resetear" y de adaptar la Constitución.

Desde Extremadura, su presidente, el socialista Guillermo Fernández Vara, ha afirmado en declaraciones a Efe que los resultados del 27S obligan a "dialogar", pues, a su juicio, "cuando una sociedad se divide en dos, toca hablar".

Y ha avisado de que "la burguesía catalana y el catalanismo conservador están en manos de ERC y de la CUP".

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha considerado que los resultados demuestran que "no está en riesgo la unidad de España" y, al mismo tiempo, que España tiene "su pluralidad y diversidad". "Convivencia" es, en su opinión, el mensaje que dejaron los catalanes anoche.

Javier Fernández, presidente asturiano, cree que el resultado no puede ser interpretado como un plebiscito sobre la independencia y apela al "diálogo y el coraje" entre el nuevo gobierno catalán y el que resulte de las elecciones generales del próximo mes de diciembre.

Según el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, las "cosas" están "más o menos prácticamente como antes", y aquellos que no querían diálogo "ahora tienen doble ración de diálogo".

Puig, quien ha ofrecido a la Comunidad Valenciana como "puente" para ese diálogo, ha confiado en la posibilidad de que haya "una mirada diferente a la confrontación". "Y en ese espacio, que es el más difícil y muchas veces el más incomprendido, es en el que nos sentimos a gusto aquellos que queremos de verdad que haya una nueva convivencia en España", ha resaltado.

Las catalanas han evidenciado más que nunca que es la hora del patriotismo "constitucional", de defender espacios de convivencia con una reforma de la Constitución, buscando fórmulas de "reencuentro" entre Cataluña y el resto de España, según el presidente de Aragón, Javier Lambán.

El Ejecutivo balear ha subrayado que "los actores deben avanzar y dar respuesta a las aspiraciones de la ciudadanía, siempre desde el diálogo y la suma de esfuerzos para llegar a acuerdos".

Desde el lado del PP, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha juzgado que Rajoy no tiene que asumir "ninguna clase de responsabilidad" por el resultado de su partido, que no es "extrapolable" al conjunto de España "en absoluto".

No obstante, Cifuentes ha instado al PP a ser "muy autocríticos", tras perder ocho escaños en Cataluña y ha animado a desarrollar "más cercanía, absoluta transparencia y muchísima humildad" para escuchar a los ciudadanos a diario y "no solamente en campaña electoral".

En Murcia, su presidente regional, Pedro Antonio Sánchez, ha abogado por el "diálogo y el consenso" y ha destacado la "pluralidad" del nuevo Parlamento catalán que requiere de una nueva etapa de "acuerdo para el progreso de esta Comunidad".

Una línea similar a la del presidente del Ejecutivo de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, para quien los resultados del 27S demuestran que los ciudadanos han pedido diálogo entre los gobiernos central y catalán porque "una mayoría de catalanes ha dicho que quiere seguir siendo española".

La vicepresidenta y portavoz de la Junta de Castilla y León, Rosa Valdeón, ha calificado de "preocupante" la "visceralidad" observada en Cataluña a raíz de las elecciones y ha añadido que "el dinero no es la solución", en alusión a la reforma del sistema de financiación autonómica.

"Respuestas nuevas" es lo que ha reclamado la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, de Geroa Bai, para quien, si algo ha dejado claro el 27S, es que se "refuerza la necesidad de diálogo" entre los gobiernos autonómico y central.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, entiende que Rajoy y Mas son los dos grandes "perjudicados" por el voto en las elecciones de ayer y que los dos "han fracasado estrepitosamente", por lo que ambos -ha dicho- "están incapacitados para buscar una posición razonable".

Para el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, el pueblo catalán ha votado a favor del diálogo y ahora "es necesario empezar de cero para reconstruir un nuevo marco de convivencia entre Cataluña y el resto de España".

El Gobierno vasco se pronunciará mañana sobre el 27S.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha