eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las autoridades turcochipriotas levantan la obligación del visado de entrada

- PUBLICIDAD -
Las autoridades turcochipriotas levantan la obligación del visado de entrada

Las autoridades turcochipriotas levantan la obligación del visado de entrada

Las autoridades turcochipriotas levantaron hoy la obligación de visado para entrar en la República Turca del Norte de Chipre (RTNC), territorio no reconocido por la ONU.

Así lo anunció el enviado especial de la ONU para Chipre, Espen Barth Eide, al término de la primera reunión entre los líderes de las comunidades greco y turco chipriota, Nikos Anastasiadis y el recién elegido Mustafá Akinci, quienes retomaron hoy las negociaciones de paz, suspendidas desde hace mas de ocho meses.

La abolición de los visados forma parte de las medidas de confianza mutua acordadas durante este primer encuentro que sirvió para definir la estructura del nuevo diálogo, el mandato de sus respectivos negociadores, así como la frecuencia de sus encuentros.

A cambio de esta concesión por parte del nuevo presidente de la RTNC, Anastasiades entregó a su interlocutor turcochipriota los mapas de 28 campos minados en el norte de Chipre, cerca de la cordillera de Pentadáktilos.

"Como señal de su voluntad y empeño común los dos líderes acordaron trabajar conjuntamente sobre un numero de medidas de confianza" que resultará en beneficio de ambas comunidades, explicó Eide al término de la reunión que duró casi cuatro horas, dos más de lo previsto, celebrada en el viejo aeropuerto de Nicosia, sede de la fuerza de la ONU para el mantenimiento de la paz en Chipre (UNFICYP).

El procedimiento de los visados estuvo en vigor desde 2003, cuando se abrieron por primera vez puntos de control para cruzar desde y hacia el norte de Chipre, ocupado por Turquía desde 1974.

Tan solo la comunidad turcochipriota exigía visados, un escueto documento en el que había que introducir los datos personales y que se solicitaba en los puntos fronterizos; la parte grecochipriota no lo requería a los ciudadanos del norte.

Esta obligación desanimó a muchos grecochipriotas a cruzar hacia el norte, no tanto por el trámite que es rápido, sino por el "trago amargo" que suponía pedir un visado a la policía de inmigración turcochipriota para acceder a un territorio de lo que un día fue grecochipriota.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha