eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La huelga de basuras eleva hasta el insulto el debate político en Madrid

- PUBLICIDAD -
La huelga de basuras eleva hasta el insulto el debate político en Madrid

La huelga de basuras eleva hasta el insulto el debate político en Madrid

El debate hoy en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid sobre la reciente huelga de limpieza viaria, que mantuvo la ciudad casi sin barrenderos durante 13 días, ha elevado hasta el insulto el tono de las intervenciones, algo inusual hasta ahora en el consistorio de la capital.

Este debate ha permitido además a la alcaldesa, Ana Botella, hacer una defensa del pensamiento político del Partido Popular, al decir, señalando a sus compañeros de bancada: "la ideología que ha traído mayor progreso en la historia de la humanidad ha sido la de los que estamos aquí sentados".

En el trámite de una pregunta, en poco más de tres minutos, el portavoz socialista, Jaime Lissavetzky, ha acusado a la alcaldesa, Ana Botella, de "mentirosa" e "incapaz" y la regidora ha dicho de su rival del PSOE que no ha sido llamado por el camino del trabajo, todo ello a voces.

Lissavetzky, que ha preguntado a Botella por su valoración sobre las causas y consecuencias de la huelga, ha iniciado su intervención preguntado a la alcaldesa "por qué ha mentido a los madrileños", por qué dijo que no conocía los planes de las empresas en cuanto a la previsión de plantilla, "cuando sí vienen en las ofertas".

"Es desconocimiento o mentir de una forma descarada", ha afirmado el portavoz del PSOE, que ha añadido: "¿Usted cree que Madrid se merece tener a una alcaldesa tan mentirosa como usted?".

Ana Botella ha replicado que le produce "pena" que Lissavetzky le diga que miente y ha agregado: "lo que no se merecen los madrileños es tener un jefe de la oposición como usted".

Además, le ha dicho que "a lo mejor no le han llamado por el camino del trabajo" porque tenía desde hace mucho meses los contratos del servicio de limpieza viaria a su disposición y no fue a verlos al Ayuntamiento, "porque eso requiere un trabajo".

Nuevamente en el uso de la palabra, Lissavetzky ha dicho de Botella: "su incapacidad es de tal calibre que no la he visto en mi vida" y "usted no es que sea vaga, es que es incapaz, además de vaga".

El representante socialista ha pedido finalmente a la alcaldesa "un favor: denos un regalo de Navidad, váyase, imagínese a los madrileños contentos, y si se lleva a Sanjuanbenito (delegado de Medio Ambiente), mejor".

La respuesta con la que la alcaldesa ha cerrado el debate ha sido escueta: "usted se descalifica a sí mismo cuando me descalifica a mi; no voy a contestarle, no merece la pena".

La discusión sobre la huelga de limpieza se ha repetido en otra pregunta formulada por el portavoz de IU, Ángel Pérez, que ha opinado que "no es recomendable que el ayuntamiento pretenda ahorrar convirtiéndose en el primer eslabón de la cadena de la precariedad" ni "disminuir su deuda abusando de la sobreexplotación de los trabajadores".

Ha sido entonces cuando Botella le ha replicado que "la ideología que ha traído el mayor progreso a la humanidad" ha sido la que defiende su partido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha