eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un juez británico autoriza la extradición a España de Fuentes Villota

- PUBLICIDAD -
Un juez británico autoriza la extradición a España de Fuentes Villota

Un juez británico autoriza la extradición a España de Fuentes Villota

Un juez británico autorizó hoy la extradición a España del presunto etarra Raúl Fuentes Villota, de 46 años y detenido el pasado noviembre en Inglaterra, al desestimar los argumentos de la defensa de que no tendrá un juicio justo.

El juez Nicholas Evans de la Corte de Magistrados de Westminster, en Londres, dictó que "no había impedimentos legales" para su entrega.

Fuentes Villota está reclamado por la justicia española para ser juzgado por intentar colocar una bomba lapa en el coche de un policía en el País Vasco en 1991.

La defensa del procesado, encabezada por Mark Summers, anunció que recurrirá la decisión del juez ante el Tribunal Superior de Londres, para lo que tiene un plazo de siete días.

Fuentes Villota asistió a la lectura del dictamen por videoconferencia desde la cárcel de alta seguridad de Long Lartin (centro de Inglaterra), donde permanece recluido de forma preventiva.

El magistrado desestimó uno a uno los alegatos de la defensa, que había aducido durante el juicio que los delitos que se imputan a su cliente -contenidos en un auto de 1995- han prescrito y que éste, que asegura haber sido torturado tras su detención en 1991, no tendrá un juicio justo en España.

Fuentes fue detenido con Juan María San Pedro Blanco y Germán Urízar de Paz -todos supuestos miembros del comando Matalaz, dependiente del comando Vizcaya- cuando intentaban colocar una bomba lapa en los bajos del coche de un agente de la policía nacional en la localidad vizcaína de Baracaldo.

Tras un tiroteo, en el que este sospechoso presuntamente no participó, fueron apresados y recluidos en régimen incomunicado, periodo en el que Fuentes dijo al tribunal británico que fue torturado.

Transcurrido el plazo legal de cuatro años de prisión preventiva en España y sin haber sido juzgados, fueron puestos en libertad, momento en que Fuentes Villota se dio a la fuga.

El juez consideró hoy que "corresponde a la Justicia española" y no a él dirimir si Fuentes fue o no torturado hace 22 años así como garantizar que tendrá un juicio justo sin la inclusión de testimonios supuestamente obtenidos bajo tortura.

"Las autoridades españolas saben que utilizar pruebas obtenidas con torturas viola el artículo 6" de la Convención europea de los derechos humanos, que establece el derecho a un juicio justo, señaló.

Debido a que el sistema europeo de extradición se basa "en la confianza mutua", el magistrado presupone "buena fe" al Estado español en las diligencias judiciales relativas a este caso.

Respecto a la posible prescripción del delito, dado que sucedió hace más de 15 años, Evans puntualizó que la Audiencia Nacional española sostiene que "no ha prescrito", y, de nuevo, él debe presuponer "buena fe" en esa afirmación.

"Entiendo que a veces estos cálculos pueden ser difíciles de hacer", afirmó el magistrado al justificar su decisión.

El juez consideró improbable, contra lo que sugería la defensa, que haya un "abuso de proceso", que se daría si España requiriera a un sospechoso a sabiendas de que no puede juzgarle porque el delito ha prescrito o por otras razones.

Fuentes Villota fue detenido el 16 de noviembre de 2012 en la ciudad inglesa de Liverpool, donde vivía con una identidad falsa, en virtud de una orden de arresto emitida por la Justicia española en junio del año pasado.

Está acusado de pertenencia a banda armada, atentado con intento de asesinato -el del policía en Baracaldo-, posesión de armas y posesión de explosivos.

Tras autorizar su extradición el tribunal de primera instancia, la defensa del presunto etarra preparará su recurso, lo que alargará su proceso en el Reino Unido.

Judith Mora

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha