eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un californiano, un veneciano y un "gato" recuperan una zarzuela barroca

- PUBLICIDAD -
Un californiano, un veneciano y un "gato" recuperan una zarzuela barroca

Un californiano, un veneciano y un "gato" recuperan una zarzuela barroca

Van un californiano, un veneciano y un "gato", o sea un madrileño de casta, y recuperan "¡una zarzuela barroca!". Parece un chiste pero es el resumen de lo que han hecho Alan Curtis, Pino Pinamonti y Andrés Lima para estrenar, el viernes, "Viento (Es la dicha de amor)", de José Nebra, en la Zarzuela.

El clavecinista, musicólogo y director Alan Curtis (1934), el musicólogo y director del Teatro de la Zarzuela, Pino Pinamonti (1958), y el director teatral y de ópera Andrés Lima (1961), se "juntaron" para "reinventar el barroco" y dar una nueva vida a una obra que ha dormido "el sueño de los justos" durante varias décadas.

Escrita a principios del XVIII por el dramaturgo Antonio de Zamora, "Viento" se estrenó en Madrid el 28 de noviembre de 1743, con música de José de Nebra, el compositor español más relevante de las décadas centrales de aquel siglo y pese a disfrutar de un gran éxito y representarse en numeras ocasiones cayó en el olvido hasta que llegó un veneciano -Pinamonti- y la "descubrió".

Lima, en una entrevista conjunta con Curtis, explica a Efe que Pinamonti les sorprendió "a ambos" dándoles un libreto y una partitura de las que nunca habían oído hablar y que les cautivó de inmediato por su delicadeza y originalidad.

La historia se desarrolla en un balneario de los Alpes suizos, llamado Arcadia, donde tres empleadas, "brujitas", cuentan a su "extraño" huésped, "Amor", la historia de Liríope y Céfiro.

"Descubrí -dice Lima- una música llena de sensualidad y vitalidad, casi mágica. En ese momento empezaron a salir en mi cabeza imágenes de cómo pueden ser los personajes, como en un lienzo de Goya o Miguel Ángel, pero también de Gauguin y sus imágenes de la Polinesia".

El director artístico ha sustituido los versos del libreto original de Zamora por una selección de poesía amorosa española de los siglos XVII al XXI, con propuestas de Valente, Ángel González o José Hierro.

"¿Cómo se conjuga el barroco con la poesía y la danza contemporánea?. Hemos querido un espectáculo barroco, muy trabajado en las sensaciones. De ahí que el erotismo, los desnudos, sean tan necesarios y estén tan presentes en la función, que habla del deseo y del amor con honestidad", detalla.

A Lima, tataranieto de Javier García Burgos, compositor de "Cádiz", le "espantaba" la zarzuela hasta que Luis Olmos le propuso hacer "El bateo" y "De Madrid a París" (2008): "Llevaba cantando 'Pichi' desde los tres años. Era un martirio. Pero decidí unirme a ella y hoy soy un convencido".

El californiano del grupo, el maestro Alan Curtis, uno de los mayores especialistas del mundo en el barroco, asegura que cuando Pinamonti le habló de la obra pensó que era "un loco" pero que inmediatamente se "entusiasmó" y tras hablar con él y con Lima vio "claro" el proyecto, del que se siente "muy orgulloso y feliz".

"'Viento' tiene un gran potencial para enamorar al público y la idea contemporánea del montaje es perfectamente compatible con el mundo barroco de Nebrea. La pieza es muy variada y el público va a poder seguir muy bien el texto, aunque no es una poesía fácil de entender para mí", se ríe.

La relación entre el texto y la música, explica, es compleja y tiene muchos niveles: el principal es el presente, y detrás de él están los sentimientos, las emociones, el drama que viene del pasado, "con gritos de felicidad y erotismo".

Cree que la zarzuela, a diferencia de la ópera cómica francesa o la opereta alemana, se ha quedado, "como ninguna otra", "en una tradición nacional", quizá por el idioma en el que se canta, quizá porque "fuera de aquí" hay otra "relación con la música" pero tampoco hay que olvidar, precisa, que en Estados Unidos hay salas en las que "no se ve a nadie menor de 60 años entre el público".

"Ahora todo se mezcla y nada permanece como estaba. Hacer la música de distinta forma es muy bueno. Lima es un revolucionario que destruye para reconstruir y el público, mayor o no, verá lo bueno que es eso", sostiene.

"A lo mejor -replica el aludido- somos nosotros solos los que pensamos que la zarzuela es un 'género chico', menor, y propio de gente mayor, y ha tenido que venir un veneciano a abrir sus puertas y traspasar fronteras con ella".

No habría que avergonzarse de esta expresión artística, clama, y él entiende que se esta "revitalizando" y desapareciendo el "complejo, nacido de la 'apropiación' que hizo el franquismo y la derecha recalcitrante de ella", dice.

"Viento" es una obra de "máxima calidad", afirma, con una coreografía que firma Sol Picó, seis cantantes, entre los que hay que destacar a Yolanda Auyanet, Clara Mouriz -que acaba de editar, dirigida por Juan Mena, un disco dedicado a Joaquín Turina- y Beatriz Díaz y los actores José Juan Rodríguez, Isabel Rode y Alberto San Juan, miembro de la compañía "Animalario", como Lima. Concha Barrigós.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha