eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Una campaña de déficit cero en el País Vasco

- PUBLICIDAD -
Una campaña de déficit cero en el País Vasco

Una campaña de déficit cero en el País Vasco

Los partidos políticos vascos afrontan esta campaña electoral con unos presupuestos más reducidos que hace cuatro años, en parte obligados por los cambios en la ley, y con el objetivo de no tener déficit ni pedir créditos, de forma que los gastos no superen las subvenciones públicas.

Debido a esto serán las formaciones nacionalistas, el PNV y EH Bildu, las que dispongan de un mayor presupuesto, ya que también serán las que, previsiblemente, obtengan las subvenciones más altas por los electos y votos conseguidos.

Según los datos facilitados por los partidos a Efe, el PNV y EH Bildu, que son los que más candidaturas presentan, manejarán presupuestos de cerca del millón y medio de euros para las dos campañas -municipales y forales-, mientras que socialistas y populares dispondrán de unos 600.000 euros.

Estos presupuestos son muy similares a las subvenciones que los partidos recibieron en 2011.

Muy lejos de estas cifras estarán los partidos nuevos y pequeños, que no tienen representación hasta el momento, como Podemos, que ha anunciado un presupuesto de 65.000 euros para las forales, o UPyD, que dispone de solo 3.000 euros, más las aportaciones de su escasa militancia.

La reducción del gasto electoral, no obstante, viene determinada por la disminución del límite del gasto a 0,11 euros por habitante, más 150.301,11 euros por cada una de las provincias en las que se concurra.

En el caso del País Vasco, esto supone algo más de 690.000 euros para la campaña de las municipales y otro tanto para la de las forales, ya que se consideran dos comicios distintos, por lo que ningún partido podrá llegar a 1,4 millones de presupuesto.

De todas formas, según apuntan desde el PNV, este límite no está claro porque la orden que establece las subvenciones del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas es contradictoria con el contenido de la ley de medidas para la regeneración democrática, que es anterior y de mayor rango.

La reducción del límite de gasto viene acompañada de una disminución de la subvención por los resultados electorales al bajar de 276,86 euros a 270,9 por cada concejal electo y 0,54 euros por cada voto. Las diputaciones abonarán casi 10.000 euros por juntero y 0,54 euros por voto.

Los partidos con representación podrán pedir el adelanto del 30 por ciento de la subvención antes de la campaña, lo que no podrán hacer Podemos o Ciudadanos.

Hace cuatro años, los resultados de los comicios en el País Vasco reportaron al PNV casi 1,5 millones de euros en subvenciones, mientras que Bildu logró unos 1,4 millones y el PSE-EE y el PP obtuvieron en torno a 600.000 euros.

Además, los partidos reciben una subvención estatal de 0,22 euros por elector para los gastos de buzoneo de propaganda y papeletas de voto, lo que supone unos 378.000 euros para cada partido en el País Vasco.

El ahorro más visible será la reducción del número de mítines en grandes recintos, que los partidos sustituirán por actos más "sencillos" en la calle, sin pagar alquileres. También disminuirá el uso de vallas publicitarias, limitado por el ley a un máximo del 20 % del presupuesto.

En una campaña electoral, según los responsables de los partidos, la partida más importante es para el buzoneo, una factura que algunos partidos intentan reducir con el reparto a mano a cargo de los afiliados en las localidades donde es posible.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha