eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los dos carabineros detenidos en Bolivia ya están en territorio chileno

- PUBLICIDAD -
Los dos carabineros detenidos en Bolivia ya están en territorio chileno

Los dos carabineros detenidos en Bolivia ya están en territorio chileno

Los dos carabineros detenidos el viernes por policías de Bolivia tras adentrarse en territorio de ese país llegaron a territorio chileno donde fueron recibidos por el director de esa Institución de seguridad, el general Bruno Villalobos.

Los dos policías restituidos por orden del Gobierno del presidente Evo Morales, llegaron al Paso Chungará-Tambo Quemado, un camino que se ubica a una altura de 4.680 metros sobre el nivel del mar, que une el norte de Chile con el sudoeste de Bolivia.

El suboficial Jaime Díaz Pezo y el cabo segundo Nicolás Morales Manríquez viajaron después a la ciudad de Iquique, situada a 1.857 kilómetros al norte de Santiago donde eran esperados por sus familiares, según informaciones oficiales.

La madre de Jaime Díaz agradeció hoy al presidente Evo Morales la decisión de devolver a Chile a los uniformados.

"Muchas gracias por su maravilloso gesto de devolver a mi hijo y al otro carabinero que andaba también. Muchas gracias al presidente, que Dios le bendiga cada día", señaló Magdalena Pezo.

El presidente Evo Morales respondió a través de twitter a las palabras de la madre del suboficial y señaló que en su Gobierno están "comprometidos con la diplomacia de los pueblos".

En otro tuit, el mandatario señaló: "bolivianos y chilenos somos hermanos y todo debemos resolverlo considerando esto. Su hijo vuelve a usted sano y salvo".

El ministro del Interior de Bolivia, Carlos Romero, entrego este domingo un mensaje de solidaridad tras la entrega de los carabineros a las autoridades chilenas: "Sentimos mucha admiración y respeto al pueblo chileno (...) Somos parte como hermanos latinoamericanos de una comunidad".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha