Focos

Desde la carretera, los franceses manifiestan su indecisión ante elecciones

- PUBLICIDAD -
Desde la carretera, los franceses manifiestan su indecisión ante elecciones

Desde la carretera, los franceses manifiestan su indecisión ante elecciones

Cada mes, diez millones de vehículos recorren las autovías francesas, donde conductores y pasajeros se muestran por momentos desconcertados y, sobre todo, muy indecisos ante las elecciones presidenciales del domingo, según constató Efe durante un recorrido por el norte del país en autostop.

Como pudo comprobar, los franceses siguen de cerca una campaña electoral marcada por los escándalos, que pone en duda la eficacia de los partidos tradicionales.

"Vengo del mundo de los negocios y entiendo que una persona no sea honesta al cien por cien, pero estoy muy sorprendido por el 'caso Fillon' y no votaré por él", asegura un empleado de Air France que se llama François, como el candidato de la derecha a la Presidencia francesa, y que viene de su misma ciudad, Le Mans.

Asegura conocer personalmente a la familia del aspirante conservador -a quien "no creía deshonesto hasta tal punto"- y dice que quizá vote al socioliberal Emmanuel Macron, aunque tiene miedo de que se convierta en un "François Hollande dos", en alusión al actual presidente.

El trabajador de la aerolínea francesa explica su visión de las elecciones mientras conduce por la periferia parisina hacia la autopista A-1, que toma a menudo para llegar a la pequeña ciudad a sesenta kilómetros al norte de la capital donde reside.

Antes de descender del coche -que ha sido definido por expertos como el psicólogo Milton J. Horowitz como un ambiente "íntimo, donde nadie puede inmiscuirse o criticar"-, se impone una última pregunta: ¿Ha pensado en votar al Frente Nacional (FN)? Sigue un silencio, mientras los coches avanzan lentamente a causa de unas obras en la calzada.

Más claro lo tiene Sebastien, un camionero que anuncia que elegirá "sin duda" a Marine Le Pen.

Vota al FN porque "es el único partido que quiere echar a todos esos inmigrantes que llegan en pateras", explica el transportista durante su pausa en una estación de servicio de la A-1, cercana a Lille.

Votante sin complejos del partido de extrema derecha, rechaza el adjetivo de "racista" y asegura no estar en contra de los inmigrantes españoles, portugueses "o incluso" de Europa del Este.

"Una mujer en burka ¿eso te hace gracia? No lo creo", resume.

A tan solo dos días de la primera vuelta de los comicios, muchos votantes no tienen tan clara su elección: los sondeos alertan de que un buen porcentaje de los franceses no saben si irán a votar y, entre los que sí lo harán, muchos están indecisos.

Es el caso de Claude que, aunque siempre ha votado a la izquierda moderada porque "la derecha francesa es demasiado liberal", duda si decantarse esta vez por Jean-Luc Mélenchon, candidato de la extrema izquierda.

Trabaja en el aeropuerto Charles de Gaulle como ingeniero para los controladores aéreos, explica este hombre de 42 años.

El aspirante del Partido Socialista (PS), Benoît Hamon, al que los últimos sondeos otorgan menos de un 10 % de los votos, "no tiene el porte necesario de un presidente", asegura.

Mohamed Maalen también se define como "de izquierdas", pero ni ha votado nunca ni lo hará esta vez: aunque sí cree que votar sirve para "hacer mover" las cosas, explica que de todos modos no le interesa.

De origen argelino, Maalen pasa sus días en la carretera desde que consiguió un trabajo en una empresa de mensajería después de haber pasado una temporada en paro.

Entre todas las personas con las que habló Efe en la carretera hay una gran variedad de opiniones, en consonancia con los resultados de los sondeos que auguran un voto muy reñido entre los cuatro principales candidatos (Macron, Le Pen, Fillon y Mélenchon) en la primera vuelta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha