eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un centenar de escuelas cierran en el noreste de Kenia por la inseguridad

- PUBLICIDAD -
Un centenar de escuelas cierran en el noreste de Kenia por la inseguridad

Un centenar de escuelas cierran en el noreste de Kenia por la inseguridad

Cerca de un centenar de escuelas de varias provincias del noreste de Kenia, cercanas a la frontera somalí, han sido cerradas tras las recientes incursiones y ataques del grupo yihadista Al Shabab en la zona, informaron hoy medios locales.

El último de estos ataques ocurrió ayer, cuando varios vehículos de la Policía keniana quedaron calcinados tras ser atacados por miembros de Al Shabab en el municipio de Yumbis, en la provincia de Garissa.

Pese a que los yihadistas reivindicaron el ataque y aseguraron haber asesinado a más de una veintena de agentes, el Ministerio del Interior keniano desmintió esta información y aseguró que solo cinco policías resultaron heridos, algunos de gravedad.

Este suceso ha llevado a decretar el cierre de 83 escuelas de primaria y otras doce de secundaria en las provincias de Mandera, Wajir y Garissa, todas ellas en la zona fronteriza con Somalia, según detalla el diario "The Star".

El cierre se produce ante la incapacidad de garantizar la seguridad de los estudiantes, que todavía tienen muy presente la masacre perpetrada hace casi dos meses por los yihadistas en la Universidad de Garissa, donde murieron 148 personas, según el periódico.

La inseguridad en la zona también ha obligado a Médicos Sin Fronteras (MSF) a evacuar a 40 de sus trabajadores del campo de refugiados de Dadaab, situado en el noreste.

"Se trata de una medida preventiva que, por desgracia, tiene un impacto directo en nuestra capacidad de proporcionar asistencia médica esencial para los refugiados", precisó la organización en un comunicado.

La pasada semana Al Shabab también intentó atacar en Yumbis, pero la intervención de las fuerzas de seguridad impidió que se registran víctimas.

Tan solo unos días antes, un grupo de yihadistas cruzaron la frontera desde Somalia para dar un sermón en una mezquita de la ciudad de Ijara, según los medios locales.

El creciente número de ataques transfronterizos ha puesto en entredicho la capacidad de las Fuerzas de Seguridad kenianas para controlar una frontera que discurre a lo largo de 700 kilómetros de zona semidesértica y con una densidad de población muy baja.

La construcción de un muro a lo largo de la frontera es una de las últimas medidas anunciadas por el Gobierno keniano para mejorar la seguridad y prevenir los ataques terroristas y los movimientos ilegales de población.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha