eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La policía científica vuelve de Nepal pendiente de los 6 españoles desaparecidos

- PUBLICIDAD -
La policía científica vuelve de Nepal pendiente de los 6 españoles desaparecidos

La policía científica vuelve de Nepal pendiente de los 6 españoles desaparecidos

El grupo de especialistas de la policía científica que viajó a Nepal hace diez días ha vuelto esta mañana a España después haber ayudado en el reconocimiento de los cadáveres y en espera de noticias de los seis españoles desaparecidos en el valle de Langtang tras el terremoto que asoló el país.

Pocas horas después de su aterrizaje, la inspectora jefa del Equipo de Identificación de Víctimas en Desastres, Ana Isabel Fernández, ha explicado a los medios en el aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas que su labor en Nepal ha consistido en integrase en un equipo internacional de investigación formado también por alemanes y franceses.

Ella coordinaba las labores de sus dos compañeros, especialistas en reconocimiento por huellas dactilares y ADN, que se han dedicado a recoger muestras de los cuerpos para luego cotejarlas con otras aportadas por los familiares.

Así han conseguido identificar a un fallecido francés y ahora están pendientes de que familiares de otros turistas desaparecidos les envíen las muestras para compararlas con las que han reunido en el país asiático.

Los agentes están aún pendientes de las noticias que puedan llegar de los seis excursionistas españoles desaparecidos en el valle de Langtang, adonde acudieron durante su estancia en Nepal allí y presenciaron, han explicado, un escenario "dantesco".

Se estima que en ese valle del Himalaya, popular entre los montañeros, hay aún 300 desaparecidos desde el seísmo del 25 de abril, cien de ellos extranjeros.

Entre ellos, seis españoles que estaban de excursión en el momento del terremoto: el aragonés Mixel Pizarro, la cántabra Isabel Ortiz y los asturianos Sabino Fernández, Jesús Monteirín, Egidio García y Ángel Hernández Muñiz

La séptima española que se encontraba en la zona, la catalana Roser Palau, falleció en el lugar y su cuerpo lo reconocieron agentes de la Guardia Civil.

El problema con el que se han encontrado los policías, ha explicado la inspectora, es que ya no se bajan cuerpos de la montaña porque las autoridades nepalíes no tienen medios para hacerlo, aunque ha mostrado su disposición a volver a Nepal en caso de ser necesario.

El día a día en Katmandú ha sido, según la agente, "bastante duro", ya que todos los días se registraban temblores y las condiciones de trabajo eran muy precarias.

"Es un país muy pobre, la morgue tiene muy pocos medios, menos mal que habíamos trasladado nuestro propio equipo", ha resumido la inspectora, que ha detallado que las labores de rescate, debido a esa falta de medios, están siendo muy lentas.

Desde Madrid, el comisario jefe de la Unidad Central de Identificación de la policía científica, Juan Antonio Rodríguez, ha sido el encargado de prestar apoyo a los tres policías que han viajado a Nepal y de recoger las muestras facilitadas por los familiares de los españoles desaparecidos.

Rodríguez ha explicado que estos datos se remitirán luego a las autoridades nepalíes para que las examinen y ha agregado que "si hay la más mínima posibilidad de que aparezca un ciudadano español, está previsto volver al lugar".

El terremoto del 25 de abril, de 7,8 grados en la escala de Ricther, fue el de mayor magnitud en Nepal en 80 años y el peor en la región del Himalaya en una década desde que en 2005 otro seísmo ocasionara más de 84.000 muertos en Cachemira.

Se calcula que el terremoto, junto con un segundo de 7,3 grados ocurrido el pasado día 11, ha dejado ya alrededor de 8.300 muertos y 20.000 heridos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha