eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las circunscripciones autonómicas darían más proporcionalidad, según un experto

- PUBLICIDAD -
Las circunscripciones autonómicas darían más proporcionalidad, según un experto

Las circunscripciones autonómicas darían más proporcionalidad, según un experto

El exrector de la Universidad de A Coruña (UDC) y catedrático de Álgebra, José María Barja, ha explicado hoy, en una entrevista con EFE, que la falta de proporcionalidad en el reparto de escaños en España no se debe a la ley d'Hondt sino al tamaño de las circunscripciones, y en ese sentido ha apostado por la división autonómica.

Barja, que es catedrático de Álgebra del departamento de Computación, abre hoy el ciclo de conferencias Ciencia exPress en el que desvela los detalles sobre el algoritmo que emplea el sistema electoral español, que beneficia a los partidos que presentan candidaturas conjuntas, como podrían ser Podemos e Izquierda Unida.

El sistema d'Hondt es el elegido en la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG) de 1985 para el reparto de escaños y siempre se le echa "la culpa de la falta de proporcionalidad", aunque Barja aclara que es un error poner el foco en el método.

"La ley d'Hondt es una ley de reparto de votos mediante un sistema proporcional. El problema que detectamos son dos componentes en la aplicación, que son el tamaño de circunscripciones y el umbral de votos válidos. Modifican la proporcionalidad y hacen que algunos partidos no aparezcan a pesar de tener un número de votos considerables", detalla.

Piensa el catedrático que un ejemplo "es el caso del Senado, que en Galicia dio doce escaños al PP, dos al PSOE y dos a En Marea, que no se corresponde con la proporción de votos", pues los tres partidos estuvieron en cifras muy similares.

La pregunta fundamental es si existe solución para este sistema que no responde a la proporcionalidad y Barja es contundente: "Se puede arreglar modificando las circunscripciones".

"Si se hace el recuento por comunidades autónomas, el reparto se ajusta bastante incluso con la ley d'Hont, que es un sistema que se utiliza en casi toda Europa. Hay una modificación en nórdicos, el método Sainte-Laguë, que castiga un poco menos a los partidos minoritarios, pero es similar", declara.

Otro sistema empleado se puede ver hoy en funcionamiento en las elecciones a la Alcaldía de Londres, que es "el voto suplementario" por el que "cada persona rellena su primera y su segunda opción" y gana el que tiene más primeras opciones si tiene mayoría absoluta", pero si no hay mayoría absoluta "se cuentan las segundas opciones".

"Nos puede parecer curioso, pero puede ayudar a elegir a la persona que tiene más apoyos", continúa Barja.

El exrector apuesta por una corrección en las circunscripciones españolas en las elecciones generales.

"No pienso solo en Ceuta y Melilla. Hay provincias como Teruel, Segovia o Soria que tienen muy poca población y 14.000 votos pueden dar un puesto en el Congreso, pero es una cifra que en otras provincias sería totalmente minoritaria", indica al citar el caso de Barcelona, que reparte más de una treintena de diputados.

El actual sistema de reparto perjudica a partidos que "no están centrados en una circunscripción sino que tienen amplitud territorial", como el caso de Izquierda Unida, que "en un reparto por autonomías y no por provincias pasaría de dos escaños a siete" y se vería aún más beneficiado de una unión con Podemos, ejemplifica.

La unión de partidos "es una tradición" a la que en España nadie está "muy acostumbrado" y Barja recuerda lo que pasó con el bipartito del PSOE y BNG en la Xunta: "Claro que hay problemas, como en todo, pero los sistemas perfectos no existen, lo que hay que buscar es el menos malo", abunda.

El propio BNG se vería beneficiado de un cambio de circunscripciones, pues en Galicia "obtendría un escaño" y en general el peso de todos los grupos sería similar al respaldo social que tienen.

"Lo que hay que tener es voluntad política. El país tiene que decidir qué es lo que quiere, si prefiere que sean dos o tres partidos que se van turnando o si quiere reparto proporcional. En una época se pensaba que era importante beneficiar a dos grandes partidos, pero hoy no opinamos exactamente eso. Hemos madurado o envejecido", asevera Barja.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha