eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

"En la cocina lo importante no es la fama, sino hacer feliz al comensal", dice Jordi Roca

- PUBLICIDAD -
"En la cocina lo importante no es la fama, sino hacer feliz al comensal", dice Jordi Roca

"En la cocina lo importante no es la fama, sino hacer feliz al comensal", dice Jordi Roca

Es el chef del mejor restaurante del mundo, según la revista "Restaurant", el Celler de Can Roca, pero Jordi Roca está convencido de que en la cocina no todo es llegar a la fama, sino que lo importante es hacer feliz a un comensal.

"No todo es llegar a la fama o tener éxito en la cocina. El mero hecho de hacer feliz a un comensal o a alguien que venga a tu casa a comer es un privilegio", dijo el cocinero en una conferencia de prensa en la capital mexicana.

"Ser cocinero y poder recibir a alguien con un plato sabroso y que goce con ello es ya un premio increíble", agregó.

El chef participó en el congreso internacional Mesamérica, que se ha celebrado esta semana en la capital mexicana y en el que han participado maestros de cocina de varias partes del mundo, entre ellos restauradores de los seis mejores restaurantes del mundo, según la prestigiosa lista de la mencionada revista.

Allí cocinó varios postres, su especialidad, ante el público asistente y después mantuvo un encuentro con los medios en el que aseguró que pese a su número uno, los hermanos Roca van a seguir teniendo la filosofía de siempre, la de "reafirmar la cocina de proximidad" en la que se conocen a los proveedores, y "trabajar con honestidad".

"No nos ha cambiado nada ser el número uno. Es lo que hacíamos hace cinco años y lo haremos dentro de cinco años, comprometernos con la vanguardia pero sin olvidar quiénes somos y de dónde venimos. Esa cocina con la cual hemos crecido y a la que no queremos renunciar aun haciendo una cocina mucho más avanzada", dijo.

Su éxito en esta lista ha hecho que el restaurante, ubicado en Girona, tenga una lista de espera de hasta un año, lo que a los hermanos Roca les preocupa e incomoda, aseguró Jordi, porque todo el mundo quiere ir y hay sólo doce mesas para unos cincuenta comensales.

Aun así, no piensan crecer ni expandirse porque si abrieran otro restaurante "ya no sería el Celler de Can Roca".

"Estamos muy a gusto donde estamos, no nos imaginamos otro Celler en otro lugar del mundo (....) no sería lo mismo y no podríamos decir que allí hay otro, no nos sentiríamos a gusto con nosotros mismos. Y no necesitamos crecer tampoco, estamos a gusto en nuestro rincón del mundo y haciendo lo que nos gusta", añadió.

En el evento, que se inició el pasado lunes y acabó este miércoles, también participó René Redzepi, el chef del segundo restaurante en la lista de Restaurant, el Noma de Copenhague, quien en su encuentro con los medios destacó el gran futuro que le espera a la cocina latinoamericana.

"Hay que esperar, pero va a llegar" el boom de esta cocina, aseguró, gracias a sus "miles de años de tradición que hay detrás de los sabores".

"Con la diversidad de sabores de los océanos, montañas, tierra, costas, combinados con las tradiciones históricas, es una cuestión de tiempo", concluyó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha