eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Una comisión especial pide a Egipto más medios para evitar violencia en las protestas

- PUBLICIDAD -
Nuevas detenciones de islamistas antes de las protestas del próximo viernes

Nuevas detenciones de islamistas antes de las protestas del próximo viernes

El comité encargado de estudiar lo ocurrido en Egipto tras las manifestaciones contra el depuesto presidente Mohamed Mursi del 30 de junio de 2013 recomendó hoy al Gobierno que ponga más medios para evitar los choques entre policías y manifestantes en las protestas.

En una rueda de prensa celebrada en la Cámara alta del Parlamento, el presidente de esa comisión, el juez Fuad Abdelmoneim Riad, presentó el informe definitivo sobre esos sucesos, que se compone de 760 páginas y se centra en el violento desalojo de las acampadas islamistas en El Cairo del 14 de agosto del año pasado.

Más de setecientas personas murieron en esa operación, de las que 607 se encontraban en la plaza de Rabea al Adauiya y otras 86 en la de Al Nahda, además de diez policías, según las cifras del estudio.

Riad recordó que las protestas islamistas en esos dos puntos empezaron siendo pacíficas y poco a poco en ellas se fueron introduciendo armas de manera descontrolada.

"El Gobierno dejó que la protesta creciera con la entrada de más personas y armas, y tardó mucho en ordenar su desalojo, por lo que hubo muchas víctimas", sostuvo el magistrado, que apuntó que el entonces primer ministro, Hazem al Beblaui, justificó su decisión de actuar tras el mes sagrado de ramadán y la posterior fiesta musulmana del Eid al Fitr.

Riad insistió en que el primer muerto en el desmantelamiento de las acampadas fue un policía que recibió un disparo procedente de elementos armados infiltrados entre los manifestantes mientras intentaba dispersar la concentración.

No obstante, el jefe de la comisión investigadora señaló que su misión no es tomar acciones legales y emplazó a la Fiscalía a buscar responsabilidades penales por esos actos.

Entre las más de sesenta recomendaciones emitidas, Riad reclamó al Ministerio egipcio de Interior que refuerce las capacidades de su personal a la hora de dispersar a los manifestantes y los métodos de negociación en esos casos y los relacionados con la investigación criminal.

Además de insistir en la necesidad de mejorar el tratamiento a los detenidos en las comisarías y cárceles del país, y ampliar las definiciones de tortura en el Código Penal, el magistrado dijo que las autoridades deberían revisar la ley que restringe las manifestaciones, que ha llevado a la cárcel a numerosos activistas.

"Debe haber un equilibrio entre la seguridad del Estado y el derecho de las personas a reunirse", afirmó Riad, en alusión a la polémica norma, en vigor desde 2013 y duramente criticada por los grupos de derechos humanos.

También solicitó indemnizaciones para todas las víctimas de los choques armados que se sucedieron después del derrocamiento del islamista Mursi el 3 de julio de 2013, a manos del Ejército.

Otros consejos fueron la prohibición de partidos religiosos para preservar la unidad del país, medidas para evitar la discriminación de los cristianos y las mujeres, y el desarrollo económico de la península del Sinaí, actual escenario de atentados y operaciones del Ejército contra los grupos extremistas.

El vicepresidente de la comisión, Eskandar Gatas, resaltó en la conferencia la importancia de que se celebren elecciones parlamentarias para concluir la hoja de ruta trazada por los militares tras la destitución de Mursi y el establecimiento del Estado de Derecho en el país.

Asimismo, instó a crear una comisión independiente contra la corrupción y otra para preservar los derechos humanos durante la actual "lucha contra el terrorismo" que están llevando a cabo las autoridades, para la cual -dijo- también hay que cortar las fuentes de financiación de los extremistas y educar a la población frente a ese fenómeno.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha