eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El 93% de los congresistas tunecinos de Ennahda apoya separar política y religión

- PUBLICIDAD -
El 93% de los congresistas tunecinos de Ennahda apoya separar política y religión

El 93% de los congresistas tunecinos de Ennahda apoya separar política y religión

Cerca de 93 por ciento de los congresistas del movimiento islamista moderado "Ennahda", principal fuerza en el Parlamento, han apoyado la propuesta de refundación del grupo, que separa política de religión y se convierte así en partido político civil, revelaron fuentes del grupo.

Pequeños desacuerdos en los nuevos mecanismos de funcionamiento interno, en particular la fórmula para elegir los futuros comités ejecutivos, han complicado y retrasado, sin embargo, la clausura de este décimo congreso, prevista para hoy, agregaron.

"En estos momentos, se está discutiendo todavía las condiciones para la elección del presidente del partido", explicó en rueda de prensa el portavoz del congreso, Usama Lahair.

Ajmi Lourini, miembro del Ejecutivo y responsable de comunicación precisó a Efe, por su parte, que una minoría empuja para que todos los cargos sean elegidos y se aparquen las designaciones directas, que consideran que no se ajustan al espíritu democrático.

"Hemos encontrado algunas dificultades de consenso en cuanto al mecanismo de elección de los órganos dirigentes. Pero es algo normal en democracia", señaló.

Entre los que presentan una mayor resistencia a la revolucionaria separación entre política y religión destaca Abdel Hamid Yelasi, histórico jefe del aparato clandestino de Seguridad del movimiento en tiempos en que este estaba proscrito.

También se resisten a la refundación fomentada por el binomio Rachid Ghanuchi, líder histórico del movimiento, y AbdelFatah Moro, vicepresidente del Parlamento, el que fuera ministro de Derechos Humanos durante el gobierno de transición de la troika (2011-2014), Samir Dilou.

"Se han presentado en torno a 200 mociones de cambio, y en torno al 85 por ciento han sido ya aprobadas. El 93,5 por ciento ha votado a favor de la reforma política", explicó el portavoz a los periodistas.

"Las mociones de economía y asuntos sociales, que se presentaban por primera vez de forma independiente, fueron aprobadas por el 89% de los congresistas. Y la de seguridad (y lucha antiterrorismo) por un 85 %", agregó.

El congreso, el segundo que celebra desde el triunfo de "la revolución de los jazmines" -y el segundo legal- arrancó el viernes entre grandes medidas de seguridad por las amenazas a la formación y sus dirigentes de parte de grupos yihadistas de inspiración wahabí saudí.

Los otros ocho se celebraron en la clandestinidad o en el exilio europeo.

Frente al celebrado en 2013 -y que trató de ser boicoteado por los extremistas de "Ansar al Sharia"-, este congreso ha introducido una revolución que cambiará la esencia misma de un movimiento con gran prestigio en el resto del mundo musulmán y que en los noventa apelaba a la lucha armada.

Como explicó el viernes a Efe en una entrevista Ghanuchi, Ennahda romperá definitivamente con el llamado "islam político" y se asentara sobre el nuevo concepto de "islam democrático", que separa la política de la religión.

"Es una renovación doble: un cambio en el pensamiento político y otro a nivel programático. En el ámbito de la política nos estamos convirtiendo en un partido político puro, democrático", subrayó el líder.

Lo que Ennahda propone es "separar la política de la religión, del voluntariado, de la predicación, de las organizaciones caritativas. Cada cual funcionará de manera independiente", destacó.

En el plano programático el objetivo es arrinconar la discusión ideológica y privilegiar la preocupación por los temas sociales y económicos, así como establecer una línea política de lucha contra el terrorismo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha