eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cuatro constructoras participaron en el desvío de 17 millones en las obras de AVE a Murcia, según la Guardia Civil

El Instituto Armado investiga si Acciona Infraestructuras SA, Dragados SA, Sacyr y Constructora San José SA están implicadas en el desvío de fondos públicos de Adif, según informa la Cadena SER

La investigación afirma que dada la "enorme magnitud" de la operación "era improbable" que el desvío de fondos públicos se realizase "sin el concurso o conocimiento de las adjudicatarias principales"

- PUBLICIDAD -
Renfe oferta por el Mobile 9.160 plazas más para el AVE Madrid-Barcelona

AVE. EFE

Cuatro grandes constructoras son sospechosas de haber participado en el desvío de más de 17 millones de euros del AVE a Murcia a través de Adif. Se trata de la última revelación de la trama de la alta velocidad a la región murciana que investigan conjuntamente la Guardia Civil y la Agencia Tributaria. El desvío de fondos públicos de la empresa estatal se haría a través de un entramado de empresas fantasma que emitían facturas falsas para ocultar las operaciones.

Según un informe del equipo de delincuencia económica de la Guardia Civil al que ha tenido acceso la Cadena SER, las empresas (Acciona, Dragados, Sacyr y Constructora San José), adjudicatarias de las obras, habrían desviado fondos públicos a través de una obras de reposición hidráulicas que no llegaron a realizarse y que se ocultaron con esa documentación falsa.

En total, los fondos destinados por Adif a las adjudicatarias principales ascienden a los 62.224.916,40 euros. De esa cifra, al menos la mitad, fueron facturados por Obras Marimar. Los agentes sospechan que esta empresa, que camufló la operación mediante facturas falsas, desvió unos 17,6 millones con el conocimiento o participación de las cuatro constructoras implicadas.

Las investigaciones de la benemérita también apuntan a las citadas Acciona Infraestructuras SA, Dragados SA, Sacyr y la Constructora San José SA. Según la Guardia Civil, Obras Marimar (uno de los principales investigados) y un ejecutivo de Adif no pudieron perpetrar el desvío de fondos públicos sin el conocimiento de las empresas adjudicatarias.

Así lo recoge el informe, elaborado el pasado 26 de junio. "Todas estas maniobras de desvío de fondos, dada su enorme magnitud era improbable que pudiesen realizarse sin el concurso o conocimiento de las adjudicatarias principales y lógicamente de las personas responsables de dichas adjudicatarias relacionadas con las obras", señala el texto.

La operación que ha destapado este desfalco, denominada operación César, arrancó en 2014 cuando unos funcionarios de Hacienda advirtieron que las grandes constructoras del AVE (Acciona, Sacyr, Dragados y Constructora San José) subcontrataban con la misma empresa los trabajos de canalización del agua. En total, se investiga un desfalco de cerca de 18 millones. aunque fuentes de la investigación no descartan que se podría elevar la cifra del dinero desfalcado hasta ahora.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha