eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El contrato socialista

- PUBLICIDAD -
El contrato socialista

El contrato socialista

El PSOE celebra este fin de semana su conferencia política más trascendental de los últimos años, la que quieren convertir en "un grito genuinamente socialista" con el que reivindicar el espacio que siempre han tenido, "el de la izquierda necesaria de este país".

Ese es el resumen que hacen en una entrevista con Efe los dos coordinadores de la conferencia política, los diputados María González y Pedro Sánchez, para quienes el PSOE tendrá a partir del próximo domingo "un contrato vinculante" con la ciudadanía, el que quieren firmar para las elecciones de 2015.

Por el momento, el PSOE ya ha despertado la curiosidad de algunas personalidades de la izquierda, como el exjuez Baltasar Garzón, el rector de la Universidad Complutense, José Carrillo, y antiguos dirigentes de IU, algunos de los cuales participarán en la conferencia.

Sánchez agradece este acercamiento y lo justifica en el hecho de que hay gente de la izquierda que ha visto y ha reconocido el esfuerzo que está haciendo el PSOE por abrirse a la ciudadanía, y plantear un proyecto que trascienda las paredes socialistas, que sea más horizontal.

Tercia González con otra reflexión dirigida a los dirigentes de IU que han criticado este acercamiento: "Cuando una persona decide que quiere frenar a la derecha, sea afiliado a un partido u otro, cualquier persona de izquierdas debería alegrarse más allá de estrategias e intereses partidistas".

Una búsqueda de "la casa común de la izquierda" que puede guardar ciertas similitudes con el proceso que para las elecciones del año 2000 quiso fraguar el entonces líder socialista, Joaquín Almunia, y que supuso un estrepitoso fracaso.

No creen ni González ni Sánchez que la situación sea ni siquiera parecida; para empezar, ahora no hay elecciones inminentes, y todo parece apuntar, en plena crisis de la política, que ningún partido será capaz de ganar con mayoría absoluta.

"Cuando además la derecha ha pasado todas las líneas que se podían pasar, es cuando más falta hace la unidad de la izquierda", apostilla González, quien no tiene ninguna duda de que "ahora hay una necesidad social y ciudadana más grande que nunca".

Tantas son las ganas que tienen de recuperar la confianza de la gente que el lema de la conferencia es la expresión de ese deseo, "¡Conectamos!", con la rúbrica "Socialistas" que a partir de ahora acompañará en todos los carteles a las siglas del logotipo tradicional del partido, PSOE.

Después de muchos meses de trabajos preparatorios, el PSOE culmina a partir de mañana la revisión en profundidad de su proyecto, un recetario político con respuestas sobre empleo, sanidad, educación, bienestar, lucha contra la corrupción, combate de la crisis e incluso la modernización del propio partido.

"Con este grito socialista lo que hacemos es reivindicar nuestro espacio, el que siempre hemos tenido, el de la izquierda necesaria en este país", sintetiza Sánchez, quien se está ocupando de revisar buena parte de las más de 12.600 enmiendas que ha recibido la ponencia marco.

Avanza que habrá novedades, previsiblemente, en materia laboral, fiscal o en igualdad salarial, y González está segura de que también las habrá en cuanto a las primarias abiertas para elegir al futuro candidato a la Moncloa.

Los dos coinciden en que las primarias abiertas suponen una cesión de soberanía del partido y su militancia a toda la sociedad. Por eso, remachan, es tan importante que salgan bien.

"Un cambio tan importante en el PSOE requiere pensarlo mucho para ver cómo lo hacemos bien; no se trata de sumarse a las modas, sino de hacer transformaciones con garantías de éxito", añade la joven diputada murciana que es también secretaria de Participación, Redes e Innovación del partido.

Los dos defienden la valentía y la responsabilidad del PSOE a la hora de plantear esta revisión tan a fondo de su proyecto político, que, por ende, quieren que sea un proyecto de país para las próximas décadas, en el que siguen contando con la monarquía parlamentaria, pese a tener "alma republicana".

Si no se habla del debate entre monarquía y república en la ponencia marco es, según Sánchez, porque lo que necesita ahora España son "puntos de unión, no puntos de separación ni de división" y que un partido como el suyo, con vocación de gobierno, se preocupe de "lo esencial".

Y eso, "lo esencial" son, de acuerdo con la opinión de los dos coordinadores de la conferencia, los cientos de propuestas que saldrán de la cita del próximo fin de semana.

Los socialistas culminan una fase y comienzan otra, desde el convencimiento -sostiene Sánchez- de que el PSOE estará situado en unas condiciones "inmejorables" para ganar las elecciones generales en 2015.

Eva Santos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha