eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Dos años para un converso al islam que jaleaba al terrorismo y tenía armas

- PUBLICIDAD -
Dos años para un converso al islam que jaleaba al terrorismo y tenía armas

Dos años para un converso al islam que jaleaba al terrorismo y tenía armas

Un vigilante jurado convertido al islam se ha conformado hoy con una pena de 2 años de cárcel por tenencia de armas y enaltecer "prácticamente a diario" al yihadismo, a ETA y a los Grapo en las redes sociales, para lo que ha tenido que renunciar expresamente a ensalzar cualquier tipo de violencia terrorista.

El acusado, Abdalah Leo Angulo (que se llamaba Andrés antes de su conversión) ha alcanzado este acuerdo con el fiscal Vicente González-Mota, que pedía para él 5 años de cárcel, en el juicio celebrado hoy en la Audiencia Nacional.

A cambio de la reducción de pena -que lleva además aparejada 7 años de inhabilitación absoluta-, Angulo ha reconocido los hechos que se le imputaban y ha renunciado expresamente a enaltecer cualquier tipo de violencia terrorista tanto yihadista como de ETA o los Grapo.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, el acusado, que llegó a realizar un viaje a La Meca para confirmar su fe, publicaba en las redes sociales fotos, artículos, comentarios y vídeos prácticamente a diario sobre temática yihadista, pero también en defensa de grupos terroristas como ETA, los Grapo y la Fracción del Ejército Rojo (RAF).

En los mensajes ponía frases como: "Visto lo visto lo que hacen países bajo el nombre de la 'democracia', si pudiera elegir entre eso y 'terrorismo' (llamado así por los demócratas), yo me quedo con el terrorismo", "la lucha armada es imprescindible para avanzar" o "el capitalismo ha matado a más gente que cualquier grupo terrorista".

En uno de los vídeos que colgó, relata la Fiscalía, aparecía un teólogo islamista dando un discurso en el que justifica que los musulmanes luchen por otros "hermanos", y en otro justificaba la actuación de Al Qaeda.

Cuando se le detuvo y, en diciembre de 2013, la Policía registró su domicilio encontró un subfusil, una pistola de aire comprimido, un revolver de gas comprimido, seis bombonas de CO2, una defensa de piel y unos nunchacos.

La Fiscalía explica que el hombre tenía una licencia de armas por su trabajo como vigilante jurado, pero no con la categoría suficiente para las que se encontraron en su casa. También recibió, con ocasión de su empleo, un curso sobre el manejo de armas y explosivos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha