Focos

El debate interno en Podemos mantiene a medio gas al grupo parlamentario

- PUBLICIDAD -
El debate interno en Podemos mantiene a medio gas al grupo parlamentario

El debate interno en Podemos mantiene a medio gas al grupo parlamentario

El proceso de debate interno que atraviesa Podemos de cara a la Asamblea Ciudadana estatal que celebrará previsiblemente a finales de febrero mantiene a medio gas el trabajo de su grupo parlamentario, que hoy se reúne por primera vez desde que Mariano Rajoy fue investido presidente del Gobierno.

La última reunión del grupo de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea de la que se tiene constancia se celebró el 26 de octubre, aunque, al igual que ocurre hoy, ese encuentro tampoco fue convocado oficialmente en la agenda semanal del Congreso, como suelen hacer otras formaciones, ni se hizo público para los medios de comunicación.

Diputados de Unidos Podemos reconocen la necesidad de estas reuniones para no dejar paralizado al grupo y se quejan de que aún no cuentan con procedimientos claros para presentar propuestas, de que haría falta una mayor coordinación con las confluencias e incluso un equipo de asesores cualificado y experto en distintas materias.

Desde que Rajoy fue investido presidente el 29 de octubre y el Congreso empezó ya a trabajar con normalidad con plenos y sesiones de control al Gobierno incluidas, PP, PSOE y Ciudadanos han celebrado prácticamente todas las semanas reuniones de sus grupos parlamentarios.

Encuentros que, aunque a veces tienen lugar a puerta cerrada, se comunican y convocan en la agenda del Congreso, y se celebran habitualmente los martes, antes de los plenos, para que los diputados puedan pronunciarse y fijar posición en las materias que se van a debatir, ordenar su trabajo y plantear las prioridades de la semana.

Podemos rompe también ese molde y reúne en jueves a su grupo parlamentario, finalizado ya el pleno, por lo que no se tratarán los temas que ya han pasado por las sesiones plenarias esta semana, si bien los diputados de la formación morada tendrán hoy la oportunidad, si lo desean, de plantear cuáles son sus necesidades para lograr un trabajo óptimo en esta legislatura que acaba de echar a andar.

Se trata de su primera reunión desde el 26 de octubre, días antes de la votación de investidura de Rajoy, cuando analizaron su posición en ese debate, las intervenciones de sus portavoces y su postura ante la protesta "Rodea el Congreso" convocada coincidiendo con la votación.

También se habían reunido el 30 de agosto, coincidiendo con el primer debate de investidura de Rajoy, y esa vez el encuentro si fue comunicado a los medios.

Este jueves, sin embargo, vuelve a no existir convocatoria oficial del encuentro para los medios, ni aparece señalado tampoco en la agenda semanal de la Cámara Baja, ya que se trata de una reunión para abordar cuestiones de "funcionamiento interno", organizativas y de procedimiento.

Tareas que normalmente en los grupos corresponden a su secretario general, un puesto que en Unidos Podemos desempeña Carolina Bescansa, que sería la encargada de coordinar los procesos de presentación de iniciativas o propuestas entre los distintos diputados, que ahora no tienen todavía un procedimiento establecido al que acogerse.

Este jueves, además, la dirección del grupo parlamentario de Unidos Podemos también presentará un informe de situación "general" a sus diputados, que será, quizá, la parte más política a tratar.

Otra de las tareas que tienen pendiente en Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea es la aprobación de un reglamento interno del grupo, que fije con claridad las normas de actuación por las que deben regirse sus diputados, sus competencias o sus incompatibilidades, como sí tienen otros partidos estatales, como PP, PSOE y Ciudadanos.

El trabajo parlamentario de Podemos se ha quedado en un segundo plano debido a la atención que despierta, dentro y fuera de la formación morada, el pulso interno entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón por el modelo de partido que quieren que salga de Vistalegre II, donde parecen concentrar todos los esfuerzos sus dirigentes.

Se habla más de "pablistas" y "errejonistas", de si hay que primar la calle o las instituciones, que del trabajo de sus diputados de a pie, a quienes a veces no les resulta nada fácil encontrar los cauces para presentar una simple proposición no de ley, ya que no tienen un mecanismo claro de funcionamiento y coordinación entre ellos.

Hoy podrán empezar a buscar soluciones a estas carencias y estudiar además la posibilidad de contar con asesores más cualificados, que les eviten errores en su recién estrenada vida parlamentaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha