eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La extrema derecha húngara presenta una enmienda contra la reubicación de refugiados

- PUBLICIDAD -

El partido húngaro de ultraderecha, el Jobbik, presentó hoy al Parlamento una enmienda constitucional contra el sistema europeo de reubicación de refugiados, similar a la propuesta fracasada el pasado día 8 que había sido presentada por el gobernante Fidesz, del primer ministro, Viktor Orbán.

En esa ocasión la enmienda, dirigida contra el reglamento de la Unión Europea (UE) de reubicar por cuotas contingentes de refugiados entre los 28 socios, fue rechazada por falta de votos, ya que ningún partido opositor, incluido el Jobbik de Gábor Vona, la apoyó.

Vona había condicionado su voto a la eliminación de los llamados "bonos de residencia", que da el Gobierno a los extranjeros no comunitarios que invierten al menos 250.000 euros en unos bonos especiales del Estado húngaro.

El líder del Jobbik había adelantado este lunes a la prensa que iba a presentar la enmienda ante el Parlamento.

"Hoy presentaremos el mismo texto, agregando una frase sobre la eliminación de los bonos de residencia", explicó Vona.

"No se podrá instalar en Hungría población extranjera", afirma el texto presentado, en el que se especifica que los extranjeros que no sean ciudadanos del Espacio Económico Europeo sólo podrán vivir en Hungría si siguen trámites personalizados y no en procesos colectivos.

El Jobbik añade que el derecho adquirido mediante los procesos determinados (de residir en el país) no dependerá de compensaciones financieras.

La propuesta también declara que el ejercicio de facultades de la UE "debe armonizar con los derechos básicos expresados en la Constitución y no podrá limitar el derecho inalienable de disposición sobre la unidad territorial, población y de estructuras estatales de Hungría".

Aun así, el proyecto asegura que los ciudadanos extranjeros no pueden ser expulsados del país sin decisiones legales y añade que "se prohíbe la expulsión en grupo".

También se determina que Hungría ofrece asilo a los ciudadanos "no húngaros" que en sus respectivos países de origen sean perseguidos o "sea plausible el miedo de ser perseguidos" por su origen étnico o nacional, por pertenecer a determinados grupos sociales o por sus ideas políticas.

El Jobbik, tercera fuerza en el Parlamento, es el partido con más potencial de quitarle votos al gobernante Fidesz desde la derecha y en los últimos meses intenta modificar la imagen pública del partido, orientándola hacia el centro político.

Por el momento no se sabe cuándo el Parlamento votará sobre la propuesta del Jobbik.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha