eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La desmemoria y la "sordera selectiva" marcan la comparecencia del extesorero Naseiro en el Congreso

"Está usted gordo", espeta a Tardá, mientras Cantó se queja del "show": "El otro día tuvimos un tesorero mudo y hoy al tesorero sordo"

- PUBLICIDAD -
La desmemoria y la "sordera selectiva" marcan la comparecencia del extesorero Naseiro en el Congreso

Los problemas de audición y la desmemoria han marcado este jueves la comparecencia en la comisión de investigación sobre las cuentas del PP de Rosendo Naseiro, que fue tesorero de Alianza Popular entre 1987 y enero de 1989 y después del partido de Mariano Rajoy, hasta 1990. La sesión ha acabado con descalificaciones y bronca entre el Grupo Popular y los demás grupos de la oposición.

El extesorero, de 82 años, ha confesado que tenía dificultad para escuchar las preguntas de los comisionados y ha pedido en varias ocasiones que no se extiendan en sus intervenciones y fueran a las preguntas. "Si puede ser lo más conciso posible sin echar discurso para afuera, mucho mejor", ha espetado al diputado de Ciudadanos Toni Cantó.

En su intervención, Naseiro ha recurrido en numerosas ocasiones a sus lagunas de memoria para contestar a los parlamentarios de la oposición con un "no me acuerdo" o "no le puedo contestar porque no le oigo bien y no le entiendo". De hecho, Cantó le ha recriminado que tenga "sordera selectiva".

Por ejemplo no recordaba si ha tenido cuentas en Suiza, si la mujer de Luis Bárcenas, Rosalía Iglesias, le hizo una transferencia por importe de casi un millón de euros, o si el expresidente José María Aznar le presentó al exconcejal valenciano Salvador Palop para tratar los temas económicos de la Comunidad Valenciana.

"UN SISTEMA PODRIDO Y CORROMPIDO"

Ante las interrupciones y las dificultades de Naseiro para hilar frases en muchas ocasiones, el diputado Tardá ha afirmado que todo parecía un "cierto vodevil" y que se corría el riesgo de que "los representantes de la soberanía" pudieran ser "acusados de ser miembros de una obra de teatro" con un papel "muy desagradable e ingrato".

El portavoz de ERC ha llegado a decir que estaban viendo "una perversión de la democracia" que, a su juicio, ponía de manifiesto que el sistema está "absolutamente corrompido y podrido". "La ciudadanía del Estado español no se la merece y menos estos diputados por una actuación perversa en este caso del PP", ha exclamado.

En la misma línea se ha pronunciado el portavoz de Ciudadanos, Toni Cantó, que ha señalado que el "show" que se estaba produciendo tiene un "coste elevado" y podía provocar que los ciudadanos "duden mucho" del trabajo que están haciendo. "El otro día tuvimos un tesorero mudo y hoy tenemos al tesorero sordo", ha aseverado, provocando protestas en la bancada 'popular'.

Además, Cantó ha afirmado que Naseiro estaba contando con la "ayuda" de la bancada del PP, a los que ha acusado de montar un "show" y "entorpecer" la comisión de investigación. "Me parece alucinante que una señora del PP se dedique a hacer de intérprete del compareciente", se ha quejado, en alusión a la diputada del Grupo Popular Beatriz Escudero, sentada junto al extesorero.

EL PSOE PIDE ACABAR CON "LA REBELIÓN" DEL PP

También el socialista Felipe Sicilia se ha quejado de que el PP saliera en defensa del compareciente y ha pedido a Naseiro que le atendiera y no se pudiera a hablar con la diputada 'popular'. Escudero se ha defendido entonces diciendo que era una "persona mayor" y ella le había preguntado si "necesitaba algo".

Otro diputado socialista, Artemi Rallo, ha mediado para solicitar al presidente de la comisión, Pedro Quevedo, que pusiera fin a la "rebelión" de los diputados del PP. Ante esta solicitud, Quevedo --visiblemente molesto-- ha pedido a los parlamentarios que dejasen de hacer "intervenciones extemporáneas" y ha llegado a decir que estaba siendo una comparecencia "tormentosa".

Desde el PNV, su portavoz en la comisión Mikel Legarda ha rehusado preguntar al compareciente porque tras las intervenciones anteriores, los "olvidos" y los "silencios" se estaba formando una "cabal opinión".

También el portavoz del PP Eloy Suárez ha renunciado a preguntar a Naseiro y ha dedicado su turno de intervención a cargar contra la oposición, a la que ha acusado de montar "un espectáculo bochornoso e impresentable".

"ESTÁ MUY GORDO"

La tensión de la comparecencia se ha relajado en algunos momentos. En uno de ellos, Tardá ha reconocido que cuando llegue a 82 años estará "peor" que Naseiro, que se ha mostrado convencido de que no iba a llegar a su edad. "Está muy gordo", ha dicho al diputado republicano, que ha asentido. Pero poco después el extesorero ha tenido un guiño con él y le ha dicho: "Me es simpático".

En una de sus respuestas, Naseiro ha revelado que acaba de editar un libro donde está publicada su colección de arte". "Y te hace olvidar ciertas cosas también", ha dicho. También ha confesado que el Museo del Prado "se llevó 24 cuadros" que él le ha vendido. "De esas cosas me acuerdo", ha apostillado.

El extesorero del PP ha cargado duramente contra el juez Luis Manglano, que le metió en la cárcel "injustamente" e "ilegalmente". De hecho, le ha llamado "mentiroso" y lo ha tildado de "rojo".

Precisamente, el portavoz del PP ha acusado a la oposición de pretender revisar el 'caso Naseiro', pese a que fue archivado y ha salido en defensa del compareciente al asegurar que no tiene que "pedir perdón" por su edad, por tener problemas de audición por haber ido al Congreso "en zapatillas".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha