eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los diplomáticos piden reformar los nombramientos para terminar con los premios y vetos políticos

La Asociación de Diplomáticos Españoles (ADE), sindicato mayoritario en el sector, ha reclamado este martes una nueva regulación de la política de nombramientos del Gobierno para terminar de una vez por todas con la adjudicación de puestos 'a dedo' a modo de premio y los vetos políticos.

- PUBLICIDAD -
Los diplomáticos piden reformar los nombramientos para terminar con los premios y vetos políticos

Tras la polémica suscitada por la asignación al exministro José Manuel Soria de un puesto ejecutivo en el Banco Mundial, al que finalmente renunció debido a la presión, la ADE exhorta a los partidos a modificar las normas que regulan los nombramientos en el extranjero, tanto los reservados a los diplomáticos como el resto, para garantizar la profesionalidad e independencia del servicio exterior.

En concreto, ve necesario reformar la Ley de Acción y del Servicio Exterior del Estado, el Reglamento de la Carrera Diplomática, y los distintos Reales Decretos que regulan los nombramientos de otros funcionarios en el exterior, como el puesto otorgado al exministro Soria, precisa la asociación en un comunicado.

Los cambios que la asociación defiende pasan por establecer "procedimientos de libre concurrencia guiados por criterios objetivos y profesionales" en todos aquellos puestos no diplomáticos que a día de hoy no cuentan con tal sistema.

La ADE exige asimismo terminar con el uso del veto por parte del Gobierno en los puestos diplomáticos así como acabar con los nombramientos de altos cargos en el exterior por intereses de partido, como ha hecho el Gobierno de Mariano Rajoy recientemente.

LOS VETOS POLÍTICOS DE MARGALLO

La asociación recuerda y afea al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, que vetara en dos ocasiones para un puesto de cónsul al diplomático Juan Pablo de Laiglesia, que había sido secretario de Estado en el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, una tentación en la que también cayeron Gobiernos anteriores.

Y denuncia, como ya hizo en su día, el nombramiento del exministro José Ignacio Wert como embajador ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), a pesar de que este Gobierno modernizó el Reglamento de la Carrera Diplomática prometiendo a los funcionarios que serviría para introducir un procedimiento de selección de candidatos a embajadores y otros puestos profesional y objetivo.

"Como organización profesional del servicio exterior, la ADE reafirma su convencimiento de que la mejor garantía posible de que España cuente con el servicio exterior que se merecen los españoles pasa por otorgar una independencia real a los funcionarios que sirven en el exterior, renunciando a los nombramientos, vetos y destituciones con motivaciones políticas", subraya en la nota.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha