eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El director de los Mossos dice que la reducción de Benítez, una actuación "más o menos correcta"

- PUBLICIDAD -
El Parlament aprueba la comparecencia del conseller sobre el caso Raval y la situación de los Mossos

El Parlament aprueba la comparecencia del conseller sobre el caso Raval y la situación de los Mossos

El director de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat, ha defendido hoy que la reducción de Juan Andrés Benítez por parte de ocho agentes, que han sido imputados por el juez tras la muerte del detenido, fue una actuación policial "más o menos correcta, a no ser que aparezcan nuevas pruebas".

Prat ha revelado hoy, en declaraciones a Catalunya Ràdio, que la juez que investiga la muerte de Benítez ha autorizado a la unidad de asuntos internos de los Mossos d'Esquadra que interrogue a los ocho agentes que participaron en la reducción por la fuerza del empresario, que recibió varias patadas y puñetazos de los policías antes de desvanecerse, para que puedan dar su versión.

El director de la Policía de la Generalitat ha insistido en que "por los indicios que tenemos en estos momentos, la actuación policial, a no ser que aparezcan nuevas pruebas, entendemos que fue una actuación más o menos correcta, más allá del debate político".

Prat ha leído parte de la declaración de la familia con la que se peleó Benítez antes de la llegada de los Mossos, en la que estos le describen como un energúmeno "fuera de sí" y descontrolado, que les golpeó y amenazó de muerte, además de agredir a los agentes cuando llegaron.

El director de los Mossos ha insistido en que de las imágenes de la reducción aparecidas hasta ahora "no se puede determinar que hay cinco golpes en la parte izquierda de la cabeza" del detenido, y ha insistido en que el informe que la Policía Nacional ha elaborado por encargo de la juez "contiene carencias y errores graves".

Prat también ha defendido que "hay momentos en que la policía tiene que hacer uso de la fuerza, no para hacer daño, sino para ablandar a la persona y ponerla boca abajo y ponerle los brazos atrás para poderlo esposar".

Pese a la defensa de la actuación de los agentes del Raval, Prat ha reconocido que tendrán que tomar "alguna medida" en la comisaría de Ciutat Vella, donde 13 de sus 300 agentes están actualmente imputados por tres casos diferentes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha