eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El director de "En Portada" admite que "el reportaje perfecto es imposible"

- PUBLICIDAD -
El director de "En Portada" admite que "el reportaje perfecto es imposible"

El director de "En Portada" admite que "el reportaje perfecto es imposible"

Corría 1984 cuando una entrevista a Fidel Castro inauguraba "En Portada", un programa que, 30 años después, se ha convertido en referente de los grandes reportajes internacionales gracias a sus hitos periodísticos, aunque para su director, José Antonio Guardiola, es imposible que un reportaje sea perfecto.

En una entrevista con EFE, Guardiola sostiene que el buen periodismo, además de oficio y buen hacer, se reduce a tiempo y dinero y se alegra de que pese a los recortes presupuestarios puedan seguir "contando grandes historias".

Convencido de que programas como "En Portada" o "Informe Semanal" forman parte del ADN de Televisión Española, reclama un horario para estos espacios que pueda "cautivar a un mayor número de espectadores" porque, en su opinión, son un "complemento necesario" a las noticias del día.

PREGUNTA: 30 años en antena... ¿qué significa para "En Portada" llegar hasta dónde han llegado?

RESPUESTA: Es la consecución de un proyecto; cuando tú creas un programa como "En portada" no te planteas la duración que va a tener, y si ha durado es, en parte, porque TVE durante todo este tiempo siempre ha sido una televisión pública que ha apostado por los temas de internacional y porque los telespectadores han sabido entender que las historias que les contábamos eran interesantes.

P: ¿Qué ha cambiado desde aquella entrevista inaugural a Fidel Castro?

R: Hay cosas que no han variado, que son intangibles e inamovibles y es el deseo de contar algo que normalmente el ser humano no tiene al alcance de sus ojos. Y hacerlo con rigor y con el deseo de que el espectador, viendo nuestros reportajes, tenga el complemento perfecto para entender lo que pasa en el día a día.

Lo que ha ido variando son las formas de narración, que están condicionadas por los diferentes directores, redactores y realizadores que ha habido a lo largo de estos años y que cada uno le da su impronta. Además, los ojos del espectador no son los mismos ahora que hace 30 años.

P: ¿Se ven como el altavoz de determinados asuntos que de alguna otra forma nunca llegarían al público llano?

R: En cierto modo sí, aunque no somos los únicos. Creo que los periodistas, y más los que trabajamos en una empresa pública, tenemos un contrato que nos une a las personas a las que informamos y que va desde las obligaciones básicas del periodista -contar las cosas con rigor, contra la verdad, explicar no sólo el qué, sino también el por qué- hasta elegir los temas adecuados y permitir que el telespectador conozca cosas que hasta ahora desconocía (...) Siempre me planteo que si un extraterrestre llega al planeta Tierra y ve los últimos 25 "En Portada", se hace una idea muy aproximada de cómo está el mundo.

P: Cuentan en su haber con grandes hitos periodísticos como el primer reportaje realizado por una TV española en Corea del Norte, el de la exhumación del cadáver de Salvador Allende o la que se ha convertido en la última entrevista a Nelson Mandela ¿Cómo se sienten después de firmar estos reportajes?

R: Profesionalmente es reconfortante y enriquecedor saber que has hecho una historia que va a marcar la trayectoria de un programa como "En Portada". Todos tienen su encanto y hay unos de los que te sientes más orgulloso y otros menos. Quizás unos tienen más exposición mediática al tener un titular fácil como "la última entrevista a Mandela" o "el programa que descubrió la verdad sobre la muerte de Allende". Pero es imposible que un reportaje sea perfecto; es muy difícil que te quedes muy a gusto... Cuando veo un reportaje mío o veo otros a punto de emitir, siempre pienso que lo ves contaminado. A mi me encantaría verlos un día habiendo sido lobotomizado, que me borren mi cerebro y verlo como un espectador limpio, con la mente en blanco y poder desde esa situación decir si me gusta o no, pero como eso es imposible...

P: En el panorama actual televisivo ¿se cuidan poco los programas documentales?

R: Sí, yo creo que no se cuidan. Un programa como "En Portada" solo existe en TVE, incluso en las televisiones del mundo no hay muchas que tengan un programa similar. Se cuidan poco y creo que un programa como "En Portada" o "Informe Semanal" son el complemento necesario e imprescindible para ir más allá de las noticias del telediario. Se hacen pocos y a mi me gustaría que se hicieran más.

P: Recientemente se ha cambiado el horario de "Informe Semanal" por un espacio de entretenimiento. ¿La gente demanda programas informativos o de evasión?

R: Pues yo no sé lo que demanda la gente, no tengo los estudios demoscópicos que me permitan llegar a esa conclusión. Lo que sí sé es que nosotros, como televisión pública, tenemos la obligación de darle relevancia a la información tanto del día a día como la que la complementa con "Informe Semanal", "Documentos TV", "Crónica" o "En Portada". En esa medida, creo que son programas que hay que cuidar al máximo, además de que forman parte del ADN de esta televisión, que en sus 58 años ha estado 40 con "Informe Semanal" y 30 con "En Portada". A veces te da la sensación histórica de que las cosas pasan pero hay que otras permanecen, y en eso que permanece está "Informe Semanal" y está "En Portada".

P: Por eso quizá desde el punto de vista del espectador parece que la propia TVE cuida poco sus programas más míticos.

R: Como periodista y director de "En Portada", creo que "Informe Semanal" debería tener un horario que pudiera cautivar a un mayor número de espectadores, y lo mismo te digo de "En Portada" (...) Pero entiendo que quien programa lo hace por una serie de razones y que el director del espacio que sale a las 22:30 horas en La 1, tiene el mismo derecho que yo a querer estar en ese horario.

P: Investigar es caro. Y aún más para televisión. ¿Influye mucho el recorte de presupuesto de RTVE en "En Portada"?

R: Sí influye, claro, porque el buen periodismo, además de oficio y saber hacer, se reduce a una fórmula que no es mágica: tiempo y dinero. Es muy difícil que un gran reportaje te salga sin tiempo y sin dinero. Puede salirte uno en la vida, pero el buen periodismo al final sólo se consigue cuando convives con alguien con quien generas un vínculo y va a confesarte las cosas que te van a permitir hacer un gran reportaje. Si tú no cultivas esa relación porque no tienes tiempo para cultivarla, será muy difícil que te salga un gran reportaje.

Ahora bien, el periodismo actualmente está como está, y el hecho de que se sigan haciendo programas como "En Portada", a pesar de la reducción presupuestaria -que tampoco es superior a la que ha tenido el resto de los programas informativos-, creo que es un punto a favor. Con un poco de chispa por nuestra parte y algo de ingenio, podemos seguir contando grandes historias.

P: ¿Les llega la presión de la audiencia?

R: A mi el 'share' no me preocupa demasiado. La audiencia como tal me preocupa en el sentido de que si yo decido hacer un reportaje, mi prioridad es elegir bien los temas y que una vez decididos, sean buenos reportajes (...) Lo que deseo es que lo vea el mayor número de personas, pero no miro tanto la audiencia en términos de 'share', sino de relevancia y responsabilidad social que tiene TVE con quienes nos siguen y a la vez nos financian. Una de las ventajas que tiene ir en horarios que no son de máxima audiencia es que al día siguiente no tienes a alguien diciéndote que sólo hiciste un equis por ciento.

P: Muchos profesionales de Televisión Española consideran "En portada" como el mejor ejemplo de televisión pública ¿Coincide?

R: No, yo no sería tan presuntuoso. Creo que el programa responde a todos los elementos básicos que una televisión pública tiene que tener. A partir de ahí, estoy orgulloso de dirigir "En Portada" en una televisión como TVE. Que sea el mayor ejemplo, pues no lo sé, eso ya lo dejo para quien lo vea. Nosotros no competimos por eso, pero sí luchamos porque quien nos vea pueda sentir orgullo porque parte de sus impuestos vayan destinados a hacer programas como este. A mi eso me parece suficiente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha